Vía libre para otro impulso

27/04/2011

M. L.. 26-04-2011

Aunque parezca mentira porque solo hace unos días debatíamos si esto se venía o no abajo, los principales índices han vuelto a conformar una señal alcista de las importantes. Tanto el Dow Jones, como el S&P 500 como el Nasdaq Composite han cerrado en nuevo máximo plurianual y al Nasdaq100 le han faltado apenas unas décimas para que la felicidad fuera completa.

Ya saben lo que opino de este tipo de señales. No creo ni poco ni mucho en ellas, pero lo cierto es que suelen funcionar, aunque no sea más que porque cuando se producen todos estos hitos de forma simultánea se activan órdenes de compra de los grandes operadores. Por ello, se lo cuento. Puede que no sea mañana mismo y que los grandes busquen caer algo para entrar a mejores precios, pero se ha confirmado de nuevo que el mercado es alcista.

Para mayor abundamiento, y esto ya es de mi humilde parecer, el S&P 500 ha dibujado un Hombro-Cabeza-Hombro invertido casi perfecto que en la sesión de hoy ha roto su línea clavicular. Si se cumple la profecía de este tipo de rupturas, a este índice le quedaría vía libre hasta aproximadamente 90 puntos más arriba.

La lástima es que los tecnológicos parecen algo más dormidos que el resto y que tras los resultados de Amazon (presentados al cierre y que resultaron decepcionantes) podríamos asistir a un periodo de letargo en el Nasdaq. Para que la felicidad fuera completa, los tecnológicos deberían dar pronto un paso al frente.

Luego no dirán que no me mojo, pero recuerden que puede pasar exactamente lo contrario, que el mercado disfruto mucho llevándome la contraria. Cualquier mal dato, cualquier empeoramiento de alguno de los frentes de batalla que la Humanidad tiene abiertos (Japón, Oriente Medio…) podría dar al traste con lo que aparentemente y desde un punto de vista estrictamente técnico parece apuntar el mercado.

En fin, que me quedo con la botella medio llena a pesar de todos los peligros que se pueden cernir sobre la operativa bursátil. Y lo hago porque el Dow subió un 0,93% y cerró al borde de la barrera de los 12.600 puntos. Porque el S&P 500 avanzó un 0,90% y rompió por fin su máximo anual, conseguido inmediatamente antes del terremoto japonés. Y porque el Nasdaq Composite se apuntó un 0,77% de ganancia. Todas estas razones me parecen convincentes a día de hoy. Ya veremos si mañana me lo siguen pareciendo.

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.