Castelnou celebra el Primero de Mayo con un 25% de superávit de empleo

30/04/2011

Joan Carles Valero. El municipio turolense de Castelnou, que ya gozaba de pleno empleo, celebra una fiesta para dar la bienvenida a las familias de 25 nuevos trabajadores procedentes de toda España.

Mientras nos acercamos a los cinco millones de parados y en todas las ciudades españolas los sindicatos han convocado el 1 de mayo manifestaciones contra el plan de ajuste del Gobierno y la reforma laboral, el municipio turolense de Castelnou, que ya gozaba de pleno empleo, celebra una fiesta para dar la bienvenida a las familias de 25 nuevos trabajadores procedentes de toda España.

El pueblo de Castelnou, que se hizo famoso el verano pasado al organizar una “caravana de niños” para evitar el envejecimiento de su población, celebra el Día Internacional del Trabajo con una fiesta gastronómica con 300 comensales para recibir a las familias de los 25 trabajadores que la empresa Modul System ha contratado para construir y distribuir casas prefabricadas por módulos. Tanto la empresa como los trabajadores procedentes de toda España acudieron al llamamiento de Castelnou atraídos por los beneficios que ofrece el municipio, que no cobra impuestos, ni tarifa de agua, ni de luz, ni de basuras, entre otras ventajas fiscales, gracias a los ingresos que obtiene el pueblo por acoger una subestación de Red Eléctrica Española, una central térmica de ciclo combinado y una planta solar fotovoltaica, lo que le convierte en el quinto ayuntamiento español con la renta per cápita más alta.

A la fiesta, organizada por Modul System y el Ayuntamiento de Castelnou, asisten los 25 trabajadores y sus familias y se prevé concentrar a un total de 300 personas. Los trabajadores tuvieron que superar unos procesos de selección en los que se entrevistaron a unas 300 personas en encuentros celebrados en varias ciudades españolas. A la empresa han llegado más de 4.000 solicitudes de empleo acompañadas del consiguiente currículo vital, en su mayoría procedentes del sur y del levante. Los afortunados que van a trabajar y a instalar sus familias en el municipio, a una hora de Zaragoza, vivían hasta ahora en Barcelona, Málaga, Valencia, Zaragoza, Huelva, Girona, Alcañiz, Híjar, Escatrón, Mallorca, Burriana y Manzanares. En una segunda fase, la firma, que también acudió a Castelnou atraída por las ayudas ofrecidas por su ayuntamiento, pretende alcanzar el centenar de trabajadores en el plazo de dos o tres años.

La llegada de Modul System, que ya está construyendo doce viviendas para sus trabajadores, se une a la de Excavaciones Joaquín Ibáñez, una empresa de construcción con sede en Alcañiz instalada en un terreno que ocupa 5.000 metros cuadrados del área industrial de Castelnou. Modul System emplea 23.000 metros cuadrados para la nave que será su sede nacional. También se planea la construcción de más viviendas, así como un restaurante, de forma que muchos de los 4.000 candidatos que enviaron su currículo todavía pueden recibir una llamada un día de estos para emprender una nueva vida en Teruel.

El 70% de los 150 habitantes de Castelnou tiene más de 60 años, y hasta ahora corretean por sus calles sólo nueve niños. Para dar a conocer el municipio y las ventajas que ofrece su ayuntamiento, el verano pasado organizaron una fiesta popular, denominada “caravana de los niños”, a la que acudieron unas 500 personas interesadas por las ofertas de su ayuntamiento. Entre las ventajas de vivir en este pueblo turolense destaca el ofrecimiento de suelo gratis para la construcción de la vivienda a matrimonios con hijos y, si no tienen descendencia, se le pagará el 70 por ciento del valor del suelo y el 60 por ciento si es una persona sola. Para las familias con hijos, las ventajas son aún mayores, ya que se ofrece canguro gratuito cuando las madres se apunten a actividades y todo el material escolar está subvencionado al 75 por ciento.

Además de luz y agua gratis y ningún impuesto municipal, el pueblo ofrece asistencia domiciliaria también gratuita, tienda a domicilio para la gente mayor, y dos operarios del pueblo disponibles en todo momento para ayudar, de manera altruista, a subir las bombonas de gas, la leña o cualquier tipo de encargo. Entre otros beneficios de carácter social, también destaca que el Ayuntamiento dispone de un taxi de nueve plazas para, también de manera gratuita, trasladar a los vecinos al hospital tantas veces como haga falta, porque sólo reciben la visita del médico una vez a la semana,. Alcañiz está a 40 minutos, y Madrid a 400 kilómetros. Abstenerse esnobistas y urbanitas recalcitrantes. En Castelnou sólo aceptan proyectos vitales coherentes y capaces de resistir la vida rural.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…