¿Compras o vendes en el mercado online de segunda mano? Con esta app pagas sin riesgos

03/10/2016

Marta Villalba. LemonPay te permite vender a cualquier lugar de España y recogen y entregan el paquete en casa.

El mercado de compraventa de segunda mano online está en auge desde hace unos años por la crisis y gracias a servicios como Wallapop, Vibbo, Mil anuncios, Closket… Pero al final generalmente toca quedar para intercambiar el producto por el dinero, con el riesgo que eso conlleva, tanto porque uno de los dos no se presente como por vete tú a saber quién se presenta. Aparte, toda la molestia que supone desplazarte, aunque sea cerca de tu casa, y el tiempo que pierdes en ello. Si el pago no se efectúa en mano se recurre el envío, pero hay mucho engaño y te puede pasar que pagas y luego no te llega el paquete.

Orientada a los usuarios que adquieren productos de segunda mano a través de internet, una app viene a evitar el pago en mano y otros riesgos en las transacciones online entre particulares. Se llama LemonPay y acaba de lanzarse. Funciona de  manera muy sencilla: una vez descargada en el móvil (es gratuita y compatible con iOS y Android), la vinculas a una tarjeta (o varias) de crédito o débito, indicas el número de móvil, el precio y el nombre del artículo y luego la otra parte solo tiene que aceptar la transacción. Si el otro no tiene la app descargada, le llegará una invitación para que lo haga. Cuando el comprador efectúa el abono, al vendedor le llega una notificación al teléfono en la que te informan de que al día siguiente (o cuando le venga bien) pasan a recoger el paquete. Al día siguiente lo entregan al comprador, que paga 6,90 euros por el transporte de envío (lo entrega Seur a cualquier lugar de España). Este dispone de dos días laborables para saber si está conforme con el producto y todo correcto.

Solo cuando la entrega es efectuada con éxito y el producto corresponde a lo pactado, se transferirá el dinero al vendedor. Si por lo que sea no lo quiere, LemonPay envía un mensajero para devolverlo al vendedor. Ese viaje de vuelta porque finalmente no quiere el pedido lo paga el comprador. La compañía se lleva un 2% del importe de la transacción. Por ejemplo, si compras algo por 200 euros, el vendedor paga 4 euros a LemonPay. Si el producto se devuelve, no cobra esta comisión, claro.

“El dinero que paga el comprador se guarda en una cuenta del Banco Sabadell, es un depósito de garantía bancaria, lo que se conoce en los países anglosajones como escrow”, explica Beatriz Amilibia, directora de marketing y responsable de producto de la compañía, fundada en Barcelona por tres emprendedores con experiencia en comercios en internet. Otra de las ventajas de LemonPay, que ya ha registrado más de 5.000 descargas, es que permite pagar las compras a plazos. Y es una app 100% segura, ya que se basa en la tecnología blockchain. “La app lleva una doble contabilidad en blockchain (base de datos distribuida), con lo cual es imposible que se pueda hackear ningún dato personal  ni de la transacción”, señala Amilibia.

Otra alternativa que evita fraudes y engaños en la compraventa de segunda mano por internet es Tripacto. No se basa en un app para el smartphone o la tableta, sino que es una plataforma a través de internet en la que tanto comprador como vendedor deben darse de alta para iniciar la transacción, aunque luego la dinámica es muy similar a la de LemonPay, aunque no envían a domicilio, sino a una delegación de la empresa de transporte, Nacex. Este servicio admite el pago con tarjetas de crédito y débito y también por transferencia bancaria. El depósito de garantía bancaria también se efectúa en el Banco de Sabadell. En este caso, el vendedor abona 12 euros cuando el precio pactado es menor o igual a 300 euros (18 euros entre 301 euros y 500 euros, 24 euros entre 501 y 1.000 euros y 30 euros entre 1.001 y 2.500 euros, que es el máximo permitido).  Los gastos de envío varían según las dimensiones y el peso del paquete.

¿Te ha parecido interesante?

(+11 puntos, 11 votos)

Cargando…