El capitalismo como triturador de las personas

04/11/2016

Miguel Ángel Valero. En "Turbocapitalismo", Raphael Nagel describe "la avaricia de los grandes capitales por ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo, sin importar las consecuencias y el daño que puede ejercer sobre la gente".

“Los jóvenes de ahora constituyen la generación más preparada de nuestra historia. Muchos se muestran frustrados por no encontrar un trabajo acorde con su formación. De poco les sirven sus licenciaturas, postgrados e idiomas, por lo que en muchas ocasiones se ven obligados a vivir en otros países, donde son acogidos con los brazos abiertos”.

Esta cruda realidad es uno de los efectos del “turbocapitalismo”. Un término que hace referancia a “un triturador de la energía positiva de las personas” , y que sirve para “definir la avaricia de los grandes capitales por ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo, sin importar las consecuencias y el daño que puede ejercer sobre la gente, en especial, la más vulnerable y con menos recursos“. Porque “no puede ser que las pérdidas se socialicen y las ganancias se privaticen”.

Es lo que escribe en “Turbocapitalismo. Los maestros de la quiebra” (Kant Ediciones) Raphael Nagel (Heilbronn, Baden-Württenberg, 1970), socio de Exante Merchant Bankers, con 17 años de trabajo en bancos y fondos de inversión, entre ellos el grupo Deutsche Bank. En el año 2010, un infarto hizo que cambiara radicalmente su trayectoria profesional volcándose en ayudar, gracias a su experiencia, a empresarios e instituciones, y a las familias en la reestructuración y refinanciación de una deuda.

Educación financiera

Los beneficios por la venta del libro sobre el turbocapitalismo se destinarán a la Fundación Nagel, fundada por su autor, y dedicada a la educación financiera entre los más jóvenes y a ayudar a las familias víctimas del sobreendeudamiento.

La Fundación Nagel  ya ha ayudado a cerca de 150 familias en riesgo de exclusión social. Entre sus principales proyectos destaca el objetivo de formar a 1.000 niños y adolescentes en materia financieras durante este año, y la organización de talleres de hipoteca responsable.

Para demostrar “la avaricia de unos pocos”, Nagel explica en “Turbocapitalismo” varios casos de quiebras y corrupciones político-empresariales. Como los protagonizados por José María Ruiz Mateos (ya fallecido), a quien describe como el “trilero más popular de la democracia española”. También habla de la familia Botín, de  cómo “de una mala gestión en Pescanova ha salido una nueva oferta gracias a la aptitud de todas las partes”, de Caja Castilla La Mancha (CCM), de la gestión de Miguel Blesa y de Rodrigo Rato en Caja Madrid.

Subraya que el 80% del sistema financiero español es controlado por 4 entidades (Santander, BBVA, Bankia y CaixaBank). Esa excesiva concentración “no puede ser bueno ni para la banca, ni para el ciudadano, ni para el país”.

“Turbocapitalismo” también explica qué hacer en caso de quiebra personal.

Nagel insiste en que el turbocapitalismo es “un capitalismo agresivo en el que la avaricia de los grandes capitales por ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo ha perjudicado a gran parte de la sociedad”.

En definitiva, un libro que a lo mejor no le hace descubrir nada nuevo sobre los escándalos financieros que estamos sufriendo, pero que hace reflexionar hacia dónde va la sociedad con esos planteamientos de ganar lo máximo posible con el mínimo esfuerzo.

 

 

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…