ACS se compromete a mantener la independencia de la australiana Leighton

01/11/2010

Salvador Arancibia. La constructora española ACS se ha comprometido ante las autoridades australianas a que Leighton siga manteniendo la independencia que hasta ahora tiene respecto a la alemana Hochtief sobre la que la española quiera lanzar una OPA para hacerse con más del 50% del capital o al menos superar el 30% actual.

El Panel de Adquisiciones del Gobierno australiano, que estudia las peticiones que las tres compañías involucradas han presentado con motivo de la OPA anunciada sobre la alemana Hochtief, puede tomar una decisión esta semana, según fuentes oficiales del organismo.

El Panel tiene que decidir  acerca de si ACS tendría que lanzar una OPA no solo sobre la empresa alemana sino también sobre la australiana, habida cuenta de que aquella tiene un 54,3% del capital de ésta. Ambas sociedades, en un claro movimiento de defensa, son partidarias de esta medida e incluso de que el Panel promueva una modificación de la legislación australiana para que ACS tenga que llevar a cabo una oferta de compra por la empresa de aquel país.

ACS, por su parte, se ha comprometido ante las autoridades australianas a no modificar los acuerdos actualmente existentes entre Hochtief y Leigthon por lo cuales la compañía australiana opera de manera independiente respecto a la alemana a pesar de que esta tiene la mayoría del capital de aquella.

En medios cercanos a la compañía española se señala que todos estos movimientos solo buscan dificultar la operación de aumento de la participación de ACS en Hochtief que tiene como objetivo pasar del 29,9% actual hasta llegar al 50% si es posible de forma que ACS pueda consolidar en sus cuentas una mayor parte de las correspondientes a la empresa alemana con lo que verá mejorados sus resultados y aumentada sustancialmente su capacidad de endeudamiento.

Dentro de ACS empiezan a surgir distintos enfoques sobre cuál debe ser el futuro de la compañía a partir del momento en que tengan la mayoría de la empresa alemana, e indirectamente, de la sociedad australiana.

La idea inicial de pasar del 30% en el capital de Hochtief era simplemente para poder aumentar su presión sobre Iberdrola, al tener mayor capacidad de compra de acciones de la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán de la que ACS ya tiene el 13% y en la que quiere llegar al 20%. Este objetivo sigue siendo el primordial para una parte de ACS y de sus principales accionistas.

Pero hay otra parte de la compañía a la que le atrae la idea de poder formar realmente el primer grupo constructor del mundo si finalmente la OPA sobre la alemana es autorizada y se alcanza una participación superior al 50% del capital. Esta última posibilidad, no muy definida todavía, está siendo contemplada por algunos directivos de ACS. Naturalmente, si triunfara esa última posibilidad, podría dejarse a un lado el intento de aumentar la participación en Iberdrola para poder consolidar las cuentas de la eléctrica con las de la constructora. En todo caso, señalan fuentes cercanas a ACS, el presidente de la constructora es, hoy por hoy, partidario de aumentar su presencia en Iberdrola y conseguir estar en el consejo de administración de la eléctrica.

En ACS estiman que la OPA sobre Hochtief podrá ser aprobada por las autoridades alemanas en este mes y que podría verse culminada antes de fin de año, o como muy tarde, en enero. ACS tiene de plazo para consolidar sus cuentas hasta el mes de abril que es cuando vencen los contratos de derivados sobre acciones de Iberdrola que tendría que materializar entonces.

Respecto al triunfo de la OPA sobre la alemana en ACS no tienen dudas, una vez que se consigan las autorizaciones pertinentes. Algunos fondos de inversión, que participan en ambas compañías con un porcentaje significativo de acciones ya les han comunicado su intención de aceptar la oferta, lo que permitiría superar con holgura el 30% del capital de la alemana que es el objetivo mínimo fijado.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.