¿Cómo borrar la identidad digital?

05/12/2016

Marta Villalba. Para desaparecer del mundo virtual tienes la opción de hacerlo tú mismo o recurrir a una empresa que lo haga por ti.

Una foto comprometida en una red social, un artículo en un periódico digital, datos personales que pululan por el ciberespacio… A veces, uno quiere desaparecer del mundo digital, de esa doble vida que tenemos en estos tiempos. Intentar acometer esta tarea uno solo es una opción. Es como hacer la declaración de la renta, es decir, que debes conocer las herramientas para llevarlo a cabo por tu cuenta. Cada vez existen más aplicaciones para ello. La última, llamada Deseat.me, promete eliminarse a uno mismo de lo virtual muy fácilmente, aunque solo en parte.

Utilizar Deseat.me es tan simple como introducir en su web una dirección de correo electrónico de Gmail. Entonces, busca los sitios de internet en los que te has registrado con esa cuenta, por ejemplo, redes sociales, tiendas virtuales, etc. Después, muestra un listado con enlaces a los sitios que ha detectado dando la posibilidad de seleccionar cuáles se quieren borrar y cuáles mantener. Los creadores, suecos, explican en The Telegraph que no acceden a información de la cuenta, porque todo se ejecuta en el ordenador.

Sin embargo, esta herramienta no permite eliminar la existencia de los sitios en los que te has registrado con una cuenta que no es de Google, aunque están en ello y próximamente habrá nuevas herramientas compatibles con otros correos.

Acometer uno mismo el borrado de la identidad es posible, pero hay casos en los que no es nada fácil. Para un usuario normal, a veces es difícil conocer quién está detrás de una web para pedirle que elimine información. Para quienes no se atreven no quieren o no saben, una alternativa es recurrir a una empresa especializada en ello. Estas cuentan con abogados y personal cualificados que saben cómo actuar. “Estudiamos el caso y le decimos las probabilidades de que pueda eliminarse y el tiempo estimado que se tardaría”, señala Sergio Franco, socio de Borrame.es, la primera empresa en España que se dedicó a borrar la identidad digital.

borrame

El coste por petición de cancelación -aclara Franco- oscila entre los 100 euros y los 400-500 euros en caso de que el responsable de la página esté en el extranjero. Si, por ejemplo, un periódico publica dos noticias y quieres eliminar ambas, esto cuenta como una petición de cancelación. Sin embargo, si se han publicado esas mismas noticias en tres medios diferentes y quieres borrar todas, cuenta como tres peticiones de cancelación, una por cada medio. “El plazo para ejercer el derecho de cancelación es de 20 días, pero en los casos que no se atiende a la petición, se recurre a la AGPD para que lo gestione y el proceso se puede alargar 7-8 meses”, recalca Franco.

“Es posible borrar todo, aunque depende del caso. Desde la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en 2014 a favor del derecho al olvido, se le puede pedir a Google que desindexe información, siempre y cuando no tenga relevancia”, explica Franco.

Por ejemplo, si no eres un personaje público y cometiste un hurto hace 15 años, ya has cumplido la condena y sigue saliendo en los medios digitales. Pero si estás relacionado con un caso de corrupción que todos conocemos por los medios, tipo Púnica, pues no. “Un comité decide si es relevante o no. Puedes no estar de acuerdo y ejercer una tutela de derechos ante la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD). Si la agencia entiende que sí, entonces Google debe eliminar esa información, y si no lo hace, le sancionan e incluso se puede pleitear”, afirma Franco.

A Bórrame.es les llegan unos 3-4 casos al día. Atienden unos 1.000 casos al año de España y también de Suramérica. “Recurre a nosotros todo tipo de gente, desde personas implicadas en casos de corrupción conocidos por todos, hasta gente que se ha presentado a una carrera de running y ha quedado el último y no quiere aparecer en esa lista, o para borrar notas de oposición, o gente que se ha dedicado a la prostitución”, comenta Franco.

Estas empresas especializadas también trabajan para las aseguradoras. Borrar la identidad digital se ha convertido en una nueva cobertura de los seguros, sobre todo de hogar y decesos. Algunas compañías lo ofrecen sin coste añadido al contratar una póliza en concreto. Entre ellas, Mapfre y Zurich.

¿Te ha parecido interesante?

(+11 puntos, 11 votos)

Cargando…