Lo nuevo de Kabuki: Kirei las Cortes

10/03/2017

Carmela Díaz.

Los amantes de la buena cocina japonesa con un toque de fusión española siempre han venerado las creaciones de Ricardo Sanz en los sucesivos Kabuki que ha ido inaugurando. Hace pocos años el grupo se arriesgó lanzando una versión más económica de su carta en el aeropuerto de Madrid. Kirei -así lo bautizaron porque en japonés significa bueno, bonito, maravilloso…- conserva la esencia de Kabuki aunque con una cuenta final asequible.

Dim sum Kirei

Ricardo y su equipo incluyeron los valores clásicos en la cocina del grupo, con gran incidencia en los sushis y sashimis -sus señas de identidad-, pero añadiendo un amplio abanico de sopas, pastas y parrilla japonesa. Y con un valor añadido clave: bocados de calidad tanto en la materia prima como en su ejecución a precios moderados (en los Kabuki el comensal paga de 50 euros en adelante; en los Kerai puedes salir satisfecho por la mitad). Su éxito ha sido tal, que estos establecimientos siempre están llenos y muchos viajeros -entre los que me incluyo- adelantan su llegada a la terminal para comer en Kirei antes de embarcar.

Nigiris

Ahora han decidido recrear idéntico concepto en el corazón de la ciudad, concretamente en uno de los barrios más animados y con mayor tradición gastronómica: Las LetrasKirei Las Cortes está ubicado en el hotel Double Tree by Hilton Prado. Su decoración y estética responde a los Kirei del aeropuerto, destacando tres espacios: la zona de la barra de sushi, la sala presidida por el cilindro con la mesa redonda -característico de la marca- y un pequeño pero coqueto bar situado en un patio interior.

Noodles

El concepto gastronómico es la adaptación del concepto culinario de los restaurantes del aeropuerto a un entorno urbano, pero la carta es mucho más extensa y se agradece. Está basada en el sushi de Kabuki, donde además de las elaboraciones tradicionales destaca la oferta de makis y futomakis, habiéndose desarrollado algunos de ellos específicamente para Kirei Las Cortes. Como novedad se incluye una variedad de dim sum (el de bacalao y calamares es muy original) y una selección de baos que aparecen por primera vez en la cocina de este chef, como el de cochinita pibil, aunque a estos bocados quizá les falte todavía un poquito de rodaje.

Noodles

Ricardo Sanz ha creado para este restaurante en exclusiva un perrito caliente con salchicha de carne de waygu que está muy rico. Imprescindibles la sopa miso con un toque español, el usuzukuri (pescado cortado en finas láminas) de rodaballo a la bilbaína y el de toro. También los noodles tradicionales (con pollo y langostinos) y una versión muy lograda elaborada con pasta más fina, hierbabuena, panceta y cangrejo real. La carta incluye una larga lista de niguiris entre los que no podían faltar los ya clásicos (y deliciosos) de pez mantequilla con trufa y los de huevo frito de codorniz.

¿Te ha parecido interesante?

(+8 puntos, 8 votos)

Cargando…