The Frame, la tele que se disfraza de cuadro para decorar tu casa

16/03/2017

París. Marta Villalba. La elegante gama de televisiones QLED TV y The Frame reconocen los dispositivos conectados a ellas (consola de videojuegos, DVD, Movistar TV, barras de sonido…), lo que permite manejar todos con un solo mando a distancia.

Cuando vas a comprar un televisor, en lo que se refiere a diseño, solo puedes elegir entre un marco más o menos delgado, el color normalmente gris o negro y el grosor. Con la llegada de los televisores curvos, se añade otra posibilidad, pero nada más. Samsung se ha empeñado en romper con esta aburrida elección y quiere convertir al televisor en un elemento de decoración más del hogar. Ya inició esta tendencia con el sublime modelo Serif y ahora la continúa dando un paso más con The Frame, un televisor que se convierte en un cuadro más de tu salón o una habitación, hasta el punto de que es muy difícil diferenciar cuál de los dos es cuando se encuentra en el “Modo Arte”.

“En España se ve la tele 3 horas y casi el 50% de las veces después de cenar. ¿Qué pasa el resto del día?”, planteó Nacho Monge, responsable de marketing de TV y AV Samsung España, durante la presentación en el Museo del Louvre de París. The Frame se cuelga en la pared, lo que permite liberar espacio en cualquier estancia de la casa. El marco que enmarca la pantalla (con resolución UHD) se podrá comprar en negro y marrón oscuro o clarito y, además, son intercambiables, es posible adquirirlos aparte en otro tono como un accesorio. Igual que los cuadros, la tele queda completamente pegada a la pared, gracias al sistema de montaje “No Gap”.

Si lo pones en “Modo Arte”, y te vas a dormir, The Frame detecta que no se encuentra nadie y se apaga. “Consume lo mismo que el aparato de Movistar TV cuando has apagado los canales”, explicó Monge. Además, detecta la luminosidad de la habitación y en función de eso va reduciendo la luz según anochece. Vamos, que no se queda iluminado y no hay quien duerma por la luz del cuadro. ¿Qué foto puedes poner? Cualquier imagen, una tuya que tengas en el smartphone o cualquiera de las que vienen precargadas en una galería, firmadas por cien conocidos artistas que han colaborado con Samsung. Y permite jugar con ellas: combinando tres, como collage, en carrusel…

The Frame llegará a las tiendas españolas en junio, en tamaños de 55 y 65 pulgadas. Aunque todavía no se sabe con qué precios.

Samsung también presentó en París la nueva serie QLED TV, en este caso muy innovadora sobre todo por incorporar un cable óptico finísimo y flexible casi transparente, llamado Invisible Connection, de 10 metros de largo, que va a una caja en la que se conectan todos los dispositivos con el televisor y libera el espacio de cables. Permite no tener que colocar justo al lado de la TV el resto de los aparatos (el Movistar TV, la consola de videojuegos, reproductor de DVD, equipos de música, discos duros multimedia…).  Además, por su delgadísimo grosor, es posible ocultarlo con facilidad en el rodapié.

Otra de las novedades más interesantes y prácticas de los QLED TV es su mando a distancia. Desde él se controlan todos los dispositivos que estén conectados al televisor a través de la caja One Connect. Así que ya no tendremos la mesa del salón llena de mandos, se centraliza todo desde uno. El diseño de este mando de color plateado (es el mismo para The Frame pero en color blanco) también llama la atención. Aparte de ser más estrecho que los convencionales, no está lleno de botones, sino todo lo contrario, solo tiene dos para ir a la derecha o izquierda del menú, una rueda y otro botón con un micrófono para que podamos dar las órdenes por voz. El televisor también es posible manejarlo desde la pantalla del smartphone, ya que aparece el mismo menú de acceso a los canales, aplicaciones y servicios con los iconos de cada marca. Esto evita, también, tener que buscar el HDM1, HDM2… cada vez que quieres jugar con la consola o ver una película en DVD.

En esta nueva gama premium se ha cuidado mucho el diseño, con la ausencia de marco y un acabado metálico hasta por detrás, porque “un televisor no solamente tiene que ser bonito de frente, sino en 360 grados, porque los de alta gama los utilizamos muchas veces para dividir espacios en el hogar”, señala Monge. Los QLED TV también se pueden colgar en la pared (como The Frame, cuentan con el sistema “No Gap”), pero introducen nuevas y elegantes peanas, una tipo caballete (Studio) y otra similar a un cono (Gravity).

Las TV de esta serie destacan también por su calidad de imagen. Reproducen el 100% de volumen de color, el nivel más alto del mercado actualmente, lo que le ha valido la certificación de Verband Deutscher Elektrotechnieker (VDE), una de las mayores asociaciones científico-técnicas de Europa.

QLED TV se venderá en los próximos días, en tamaños que van desde las 49 pulgadas hasta las 88, con la posibilidad de elegir planas o curvas, y con precios desde los 2.000 euros hasta los 20.000 euros.

¿Te ha parecido interesante?

(+11 puntos, 11 votos)

Cargando…