Administrar la victoria

20/03/2017

Josep M. Orta.

ETA por fin ha anunciado su desarme. Uno tiene la sensación que con esta decisión ha acabado una guerra en la que unos han ganado y otros tratan de justificar su derrota, pero en el fondo pienso que todos hemos perdido ya que hay muchas heridas que, si se ponen los medios para paliarlas, tardarán mucho tiempo en curarse.

A uno le ha extrañado la contundente reacción de Mariano Rajoy al dar credibilidad al indirecto anuncio de la banda terrorista: “El Gobierno hará lo que siempre hace, aplicar la ley”. Esta frase pronunciada en estos momentos suena a una amenaza. Tiempos ha, cuando la violencia protagonizaba la vida política, tanto populares como socialistas negociaron con los dirigentes etarras. Eran tiempos que se decía que en una democracia, sin el ruido de las armas, se podía hablar de todo. Incluso los gobernantes del momento -de uno y otro color- estaban dispuestos a hacer no pocas concesiones.

Hoy los tiempos han cambiado y afortunadamente la violencia terrorista -concretamente desde octubre del 2011- ha dejado de atormentar la vida de los españoles. Durante todo este tiempo de paz no ha habido ninguna concesión a los derrotados. Los presos continúan alejados de sus lugares de residencia, las sentencias siguen siendo extremadamente duras para delitos menores como pueden ser los de la kale borroka, el régimen penitenciario de los presos sigue siendo más que estricto…

La recepción del anuncio etarra recuerda aquello de “cautivo y desarmado el ejército enemigo”, pero ello no ha de hacer olvidar que el conflicto persiste y hay miles de vascos con planteamientos similares -quiero pensar que violencia aparte- a los propugnados por la banda terrorista. Es con la fuerza de la victoria cuando con las cartas que tiene la democracia se ha de saber administrar la victoria con generosidad para restañar heridas de uno y otro lado.

Si no puede pasar lo que ocurrió tras la primera guerra mundial, que las drásticas medidas que impusieron los vencedores a Alemania, lejos de cerrar el conflicto dio pie, para que pocas décadas después, estallara la segunda guerra mundial.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…