Aquí viendo pasar el agua sucia desde la rivera

21/04/2017

Álvaro Frutos Rosado.

Esta semana se estrena la película ‘Stefan Zweig, Adiós a Europa’  narra la huida de este escritor austriaco de origen judío, del régimen nazi. Un escritor de culto inconformista y beligerante con el mundo y con el tiempo que le había tocado vivir hasta tal punto de llegar al suicidio. Especialmente recomendable es su biografía sobre el político francés Fouché, un siniestro ministro con los Borbones, la Revolución, Napoleón y con la restauración borbónica nuevamente. Un modelo seguido por muchos profesionales de la política actual. Una cita de Zweig muy conocida y apropiada a los tiempos actuales: La primera muestra de una auténtica vocación política lo es, en todo tiempo, que un hombre renuncie desde el principio a exigir aquello que es inalcanzable para él”.  Esta enseñanza ha hecho poca mella en los gestores públicos que para nuestro sonrojo transitan las múltiples instituciones de nuestro país. ¡No se renuncia a nada! Aquí como mucho una impostada lagrima de cocodrilo, que lo único que hace es convertir en más lastimosos a los protagonistas. Uno siente que se haya perdido la épica del romanticismo donde los agobiados por el pesar se metían en su gabinete y se pegaban un tiro. Claro  no había cámaras y solo se podía hacer una sola vez.

En este desesperante tiempo no es que los políticos y sus aledaños exijan lo que les es inalcanzable es que directamente se lo apropian todo entre una sonrisa y un beso a un niño. Luego la tragicomedia cuando son pillados y esperar a que la sentencie sea bonancible pero que me quiten lo bailao”. Cómo se puede tener miedo al populismo si se echa abono todos los días y se riega con lluvia tropical. Bastante calmada es la ciudadanía (bueno o que todos están pillando, menos los tontos…es natural).

Dispuestos a aceptar que la Comunidad Autónoma de Madrid fuera a Brasil a comprar una empresa de destilado de cachaza para suministranos por un tercer grifo en casa Caipirinha y no solo agua corriente a los ciudadanos de Madrid. No es cuestión de meternos en una disquisición jurídica, pero hay cuestiones obvias y palmarias desde este punto de vista. La competencia del Canal de Isabel II tiene por objeto la realización de actividades relacionadas con el abastecimiento de aguas, saneamiento, servicios hidráulicos y obras hidráulicas, de conformidad con la Ley 17/1984, de 20 de diciembre, Reguladora del Abastecimiento y Saneamiento de Agua en la Comunidad de Madrid, y no otros cometidos; por otro lado, los límites de competencias de los órganos de una Comunidad Autónoma son su territorio. Cómo es posible hacer negocios en Uruguay, Brasil, Colombia, Perú, etc. Si fuera Catalunya seria acto de sedición.  Es inadmisible la actitud de los déspotas poco ilustrados que han dirigido y dirigen estas instituciones, empezando por la incapaz Presidenta, para seleccionar equipos, vigilar actuaciones y gestionar las funciones asignadas, acompañada de su válido y sucesor.  La actual Presidenta no tiene excusa lleva pegada a los otros dos y al resto de la banda años,  y ni preguntó ni se enteró. Ahora bien, sinvergüenzas, lasos e ineptos se ha conjugado con un fallo absoluto de todos los mecanismos de control jurídico y financiero interno y externo, es sospechoso.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…