Otra burbuja inmobiliaria

15/05/2017

Josep M. Orta.

No hace tantos años como para no recordarlo que el precio de la vivienda se disparaba cada día, que todo el mundo se consideraba constructor, que los alquileres se revisaban al alza cada dos por tres. Incluso los que no pensaban vender su piso, viendo como se encarecía su precio de mercado, se consideraban ricos. Incluso había quien los compraba para venderlos al cabo de pocas semanas con pingües beneficios.

Nadie se atrevió a pinchar la burbuja que era la gallina de oro. El resultado de aquella riqueza virtual lo sufrimos todos y en muchos casos -como los salarios- aún no se han recuperado.

El Gobierno asegura que aquella crisis ya está casi superada y algunos lo han notado. La grúas -al menos en las grandes ciudades- vuelven a trabajar a pleno rendimiento. El precio de los pisos se está disparando otra vez y los alquileres de la vivienda -como hace unos años- suben como la espuma. Incluso los especuladores inmobiliarios tratan de acaparar los locales vacíos para venderlos .en muchos casos- a inversores extranjeros mientras tratan de “convencer” a los inquilinos que cambien de vivienda.

Esta película ya la habíamos visto. Sin embargo lejos de tomar medidas las autoridades se llenan la boca explicando no se qué de la recuperación. El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Esperemos que el resultado final no sea el mismo de que sufrimos todos hace unos años

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…