Las patronales de banca se niegan a firmar el derecho de desconexión

19/05/2017

Luis M. del Amo. Dos sentencias del Supremo dinamitan el acuerdo sobre horas extra y prolongación de jornada.

Las patronales de bancos y cajas se han negado a firmar el acuerdo propuesto por los sindicatos que regule el derecho de desconexión de sus empleados, y controle la realización de horas extra y otras actividades fuera del horario laboral. Según CCOO, las dos patronales Asociación Española de Banca (AEB) y Confederación de Cajas de Ahorros (CECA) han aprovechado sendas sentencias del Tribunal Supremo, en las cuales se exoneraba a dos entidades de la obligación de llevar un registro de la jornada – a modo de control de las horas extra – para desandar el camino y dinamitar el acuerdo. Los sindicatos dan por rota la negociación.

La negociación en banca por limitar las horas extras de sus empleados terminó ayer sin acuerdo. Los sindicatos del sector culpan a las patronales AEB y CECA de “negarse a asumir compromisos concretos” sobre esta cuestión. Y especialmente después de que el Tribunal Supremo eximiera a los bancos de la obligación de llevar un registro escrito de las horas extras de sus empleados.

Las dos sentencias del Tribunal Supremo en este sentido han desequilibrado la negociación entre las patronales de banca y cajas, y los sindicatos. Hasta tal punto que los sindicatos dan por rota la negociación, después de la reunión que ambas partes mantuvieron ayer jueves, sin ningún resultado, afirman desde Comisiones Obreras (CCOO).

En sus dos sentencias, el Supremo eximió a Bankia y Abanca de tener que llevar un registro de las jornadas de sus empleados para contabilizar las horas extra. Tras esta doble decisión, que sienta jurisprudencia, “las patronales han aprovechado la circunstancia para dar varios pasos atrás y reducir el alcance y los contenidos de un posible acuerdo, dejándolo en una simple declaración de intenciones”, defienden en las mismas fuentes.

AEB: “Complicado acuerdo”

“La manifiesta falta de voluntad negociadora, tanto de AEB como de CECA, para adquirir cualquier compromiso a fin de erradicar las prolongaciones de jornada en el sector financiero ha sido la puntilla a esta negociación”, sentencian.

Por su parte desde la Asociación Española de Banca (AEB), se manifiesta que en este momento es “complicado” alcanzar un acuerdo con los sindicatos sobre este tema; mientras que desde la Confederación de Cajas de Ahorros (CECA) afirman que su intención era acordar medidas tendentes a evitar la realización de horas extras, según explicaron a Europa Press.

Contrapropuesta sindical

Tras conocer las decisiones del Tribunal Supremo, el sindicato Comisiones Obreras presentó a la patronal una contrapropuesta. “Ya que se había truncado la posiblidad de establecer un registro de jornada, intentamos al menos que se tomaran medidas tendentes a evitar las prolongaciones de jornada”, relatan desde la central.

Este código de buenas prácticas, rechazado por la patronal, intentaba que las reuniones se convoquen dentro de los límites de la jornada ordinaria, salvo imponderables; y en ese caso siempre con carácter voluntario.

También fijaba la obligación por parte de los directivos de convocar por escrito cualquier actividad fuera de horario, y dejando siempre claro la voluntariedad de su asistencia. Y eso incluye actos como cursos presenciales, reuniones,’livemeeting’, presentaciones, información, etcétera.

A su vez, el código rechazado impedía convocar cualquier actividad fuera de la jornada laboral en el caso de días o tardes no laborables, o festivos; en vísperas de días no laborables o en festivos; durante los días de jornada reducida por fiesta mayor; y en agosto, o durante el período del año con jornada en horario continuo.

Asimismo, prohibía las actividades, incluyendo la formación, a partir de las 19.00 h. Y trataba de reducir cualquier contacto telefónico al mínimo imprescindible, sin contener estos nunca órdenes para prolongar el trabajo fuera de los límites de la jornada ordinaria.

Derecho a la desconexión

Por último trataba de salvaguardar el llamado de derecho de desconexión, salvo excepciones justificadas, con un apagón generalizado de llamadas y mensajes a partir de las 19.00 h; además de contener la obligación de trasladar al personal directivo sobre el carácter obligatorio de los contenidos de este acuerdo, y llevar a cabo un informe trimestral.

Para CCOO, que anuncia su intención de explorar nuevas vías para lograr el acuerdo, las patronales AEB y CECA se han negado a asumir estos compromisos porque su “único interés” es permanecer “como hasta ahora”, sin importarles que “las personas puedan compatibilizar su trabajo y su vida personal”.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…