El BCE reconoce que algunos bancos de la Eurozona ocultan sus problemas

19/05/2017

Miguel Ángel Valero. Hay entidades "en cierto estado de negación que tendrán que cambiar para mejorar", afirma la presidenta del Mecanismo Único de Supervisión, Daniele Nouy.

Algunos bancos de la Eurozona no reconocen sus problemas y tendrán que adoptar cambios para mejorar su situación y sanear sus balances, declara Daniele Nouy, presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE) a la revista finlandesa ‘Talouselama’.

“En todos los países de la zona euro hay tres categorías de bancos: entidades que lo están haciendo bastante bien; bancos que no lo están haciendo tan bien, pero están comprometidos a abordar sus problemas; y después otros en cierto estado de negación que tendrán que cambiar para mejorar”, advierte la máxima responsable de la supervisión bancaria en Europa.

“Si algo he aprendido en 40 años de supervisión bancaria es que los problemas no desaparecen por sí solos, sino que siguen aumentando si no se afrontan“, enfatiza.

Nouy sostiene que los bancos europeos se encuentran actualmente en una situación mucho mejor que antes y más equipados para soportar situaciones de estrés, aunque reconoce que “no puede decirse que no habrá una nueva crisis”.

La presidenta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) cree que “es el momento de abordar la cuestión de los préstamos en riesgo de mora”. Los bancos necesitan contar con planes creíbles sobre la reducción de esos activos dudosos. Y los supervisores tienen que comprobar si estas estrategias son suficientemente ambiciosas y al mismo tiempo realistas, ya que “el tratamiento no puede ser peor que la enfermedad“.

“Vemos una división entre bancos capaces y dispuestos a resolver como una prioridad el problema de los préstamos morosos, y otros que lucharán contra problemas heredados durante los próximos años y, como resultado, no serán capaces de desempeñar su papel en la financiación de la economía“, señala.

Nouy subraya la importancia de prestar atención al negocio inmobiliario de los bancos. También advierte sobre la baja rentabilidad de los bancos de la eurozona y afirma que el sector se beneficiaría de un nuevo proceso de consolidación. “No creo que los bancos grandes sean necesariamente mejores que los pequeños, pero el sector bancario europeo se beneficiaría de cierta consolidación“, señala.

La normativa no es demasiado estricta

Nouy espera que EEUU no dé marcha atrás en la regulación y supervisión del sistema bancario, que considera “suficiente” en su nivel actual. “No pienso que vaya a suceder. No creo que EEUU vaya a ser laxo en la regulación y supervisión de los bancos”, sostiene., Cree las críticas estadounifdenses se dirigen más hacia la complejidad de la legislación, algo que no implica necesariamente ser menos estrictos.

“El nivel de regulación y de capital que tenemos ahora es suficiente”, insiste la presidenta del Consejo de Supervisión del BCE. “De ninguna manera” la normativa es demasiado estricta y no está dañando la actividad de los bancos sanos, concluye Nouy.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…