Rumbo a la Industria 4.0: amenazas y oportunidades para empresas y trabajadores

19/05/2017

Susana de Pablos. Keyland analiza el entorno y Comillas-ICAI presenta su oferta formativa 'ad hoc'.

En el sector industrial, empresas y trabajadores deben poner rumbo hacia la digitalización. Necesitan seguir la estela de un sector cuya historia y filosofía de trabajo están muy ligada a la eficiencia y la calidad de procesos, a la robótica y a los sistemas ciberfísicos, y que, además, tiene una importante necesidad en la flexibilidad de la fabricación: la automoción. Es el sector líder de la transformación digital en la Industria 4.0 española, según el informe Coeficiente de implantación actual y tendencias de futuro de la industria 4.0 en España, elaborado por la empresa especializada en soluciones tecnológicas de gestión para la industria Keyland. En opinión de su director general, Jorge Pereira, “el coeficiente de implantación en España es bajo, similar al europeo, pero genera una menor proyección o tendencia de crecimiento, creemos que principalmente porque presenta un cambio importante en los procesos y la automatización industrial”.

Participantes en la sesión Talento 4.0, celebrada el 17 de mayo en la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, por iniciativa de la Cátedra de Industria Conectada.

Ahora bien, llegar a buen puerto requiere invertir en tecnología, modificar las estructuras y culturas organizativas, sin olvidar una redecoración radical de los espacios laborales. Y se precisa que “los trabajadores no sólo sean capaces de adaptarse al cambio, deben aprovecharlo. Es fundamental que tengan muchísimas ganas de aprender conocimientos y habilidades nuevas, que se adquieren con una actitud positiva”, como apunta Marcelino Oreja, consejero delegado de Enagás. Oreja participaba en la sesión Talento 4.0, celebrada el 17 de mayo en la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE por iniciativa de la Cátedra de Industria Conectada (CIC). El objetivo de la sesión era descubrir cómo es el perfil profesional del trabajador que demanda la Cuarta Revolución Industrial y, de paso, promocionar la nueva oferta formativa de la CIC.

La gran amenaza
Si organizaciones y trabajadores no levan anclas cuanto antes, “la industria española se enfrenta a un riesgo de pérdida de competitividad dentro de 4 o 5 años”, señala el director de Keyland. “Aunque las previsiones a corto y medio plazo de implantación son altas en algunas de las iniciativas, es necesario desarrollar profesionales cualificados y cultura corporativa para abordar muchas de ellas”, añade Pereira.

Foto: 香港回歸十周年, por Ashley Thay, modificada (CC BY 2.0).

Comparte su opinión Oreja, para quien “la transformación digital pasa por una transformación cultural, un cambio en nuestras formas de trabajar que nos permita ser más eficientes”. La necesaria adaptación de las plantillas actuales para poder afrontar adecuadamente los cambios que se avecinan, requiere que los empleados sean “capaces de trabajar en entornos más colaborativos y en modelos en red y descentralizados, que varían muy rápidamente”, añade Oreja. “La clave para aprovechar con éxito las oportunidades que brinda la Cuarta Revolución Industrial está en las personas y su talento para sacar partido a un entorno incierto y cambiante”, asegura Mariano Ventosa, director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI). No en vano, según datos que se expusieron durante la sesión de la CIC, en España hay un gap de 250.000 empleos en el ámbito de la digitalización y existe una demanda cierta de perfiles que no se están cubriendo, lo cual puede hacer que la brecha aumente.

Al hilo de esta reflexión, Ramón Gómez de Olea, managing director de la firma de headhunting Russell Reynolds, destaca las habilidades que deben tener los líderes de la transformación digital y de qué manera los directivos tienen que tomar conciencia de la importancia de la digitalización y del cambio de modelo productivo que supondrá: “Las nuevas empresas necesitan líderes que comprendan los cambios que ya están en marcha y los potencien”. Y añade: “La clave de la trasformación digital de las compañías industriales no es la tecnología, sino las personas y la trasformación de los modelos de negocio”. De esa forma, el perfil de directivo en la transformación digital exige, en opinión de Gómez de Olea, dos dimensiones: “Por un lado, debe aportar experiencias digitales o características de aprendizaje rápido y, por otro, competencias transformacionales más relacionadas con la capacidad de establecer la estrategia, liderar el cambio y ejecutarlo”. El representante de la firma americana en España destaca como características fundamentales de los directivos digitales, “tener capacidad de innovación, ser disruptivos y socialmente adeptos, contundentes en el liderazgo y con una elevada determinación para conseguir los objetivos”.

Durante la sesión organizada por la CIC, también se analizaron cuáles son las competencias y el talento necesario para ser emprendedor. Javier Agüera, antiguo alumno de Comillas ICAI, quien participó en la sesión desde Nueva York, aunque vive a caballo entre España y Silicon Valley, donde ya ha fundado varias empresas, entre ellas Blackphone y Future Lighthouse, un estudio de cine de realidad virtual que revolucionará la forma en que consumiremos cine. Para Agüera es importante que una de las patas del talento 4.0 sea “la formación en valores, crítica a la hora de tomar decisiones complejas, donde el conocimiento teórico realmente no ayuda y hace falta una base sólida desde donde pivotar”. En su opinión, “es imprescindible la actitud, así como las habilidades y los conocimientos”, incluso que las empresas tengan permeabilidad para el intraemprendimiento.

En este sentido, el director de Comillas ICAI insistió en que los conocimientos pierden importancia, “son caducos”, si bien cada vez es más importante no ser un analfabeto tecnológico. “Las habilidades que cobran mayor importancia son la creatividad, la capacidad para seguir aprendiendo y, nuevamente, las relacionadas con el aprovechamiento de la tecnología. Por último, el nuevo talento necesita de personas curiosas, que no teman el fracaso y que disfruten de los retos y del cambio”, sostiene Ventosa.

Formación para la Industria 4.0
El papel de la universidad es crucial para la formación de los futuros profesionales. Los asistentes a la sesión de la CIC coincidieron en que el sistema universitario español debe ayudar a reducir la brecha digital entre las capacidades que la industria necesita y la formación que reciben nuestros universitarios. No en vano, la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, muy concienciada con los cambios en empresas e industria que ya se están produciendo, presentó al finalizar la sesión su nueva oferta formativa: el Máster en Industria Conectada, el Máster en Big Data y un programa executive sobre Ciberseguridad.

 

Más información
⇒ En el artículo Situación del sector industrial y retos futuros, según el informe de Keyland
⇒ Leer el artículo Programas de formación de la Universidad de Comillas ICAI para la Industria 4.0  y seguir la conversación en Twitter con el hashtag #CIC_talento40

 

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…