Repsol prevé que el petróleo alcance de media los 65 dólares el barril en 2018

19/05/2017

Tania Juanes. Los directivos destacan que Repsol es más gasista que petrolera, y el que gas es la materia prima más estratégica para afrontar la transición energética.

El alto staff de Repsol se siente especialmente satisfecho del cumplimiento de algunos de los objetivos de gestión que se habían impuesto, pero quizá el que más reiteran es haber logrado generar caja positiva con el área del upstream (exploración y producción de hidrocarburos) para una media del precio del barril de 40 dólares -un precio que la compañía tuvo que revisar a la baja-. Es un factor: la adaptación a un entorno difícil y cambiante como el que vive la industria petrolera en los últimos cuatro años, que se mantiene en la base estratégica de los próximos años.

La gestión activa del portfolio ha sido fundamental para acceder a esa meta, lo que ha supuesto una mejora de la visión de las agencias de calificación y de la cotización. No obstante, Brufau aseguró este viernes 19 de mayo en la junta de accionistas que queda camino por recorrer y se mostró positivo, en lo referente a los intereses de Repsol, respecto a la posible evolución de los precios del crudo por el mayor equilibrio entre oferta y demanda. Y espera que la cotización media para este año suba a 57 dólares (el Brent cotiza a 52 dólares), para subir a 65 dólares en 2018.

Un previsión que se basa además en el posible acuerdo entre los miembros de  la OPEP y otros países exportadores para prolongar el acuerdo de reducción de la producción. Recordó que el crudo llegó a bajar desde los 130 dólares al entorno de los 35 dólares.

El consejero delegado, Josu Jon Imaz, citó algunas de los hechos recientes que tendrán una sustantiva repercusión en el futuro. Se refirió al descubrimiento en Alaska, el mayor hallazgo convencional de hidrocarburos de los últimos 30 años en Estados Unidos, que cuenta con una reserva de 1.200 millones de barriles de crudo ligero recuperables. La producción, que se iniciará en 2021, será en principio de 120.000 barriles al día. Y aumentará en un 50% las reservas de líquidos de la empresa española.

En este contexto, Imaz hizó una defensa detallada del efecto de la compra de la canadiense Talisman en la compañía, que ha cambiado su perímetro ycomposición con activos de menos riesgo. Si bien ha sido una operación, que quizá por el momento de materializarse, criticada por parte de los analistas y que lastró el valor. “Ahora es una empresa más integrada y con un portfolio optimizado”.

Pese a que el grupo mantiene como prioridad la mejora de la estructura financiera, no se renuncia al crecimiento. En el primer semestre de 2018 actualizará su actual plan estratégico en una línea de apuesta por la tecnología y la digitalización.

El medio ambiente fue un asunto central del discurso de Brufau, tema básico además para una empresa energética. Subrayó el peso que la utilización del carbón, ampliamente usado para generar electricidad en países como Alemania, en el cambio climático por el exceso de emisiones de CO2.

Gas Natural es, en palabras de Brufau, un activo estratégico, una empresa con la que mantiene una relación industrial. “Pero todo es revisable, si hay oportunidades mejores. No tenemos fidelidades, nada más que a Repsol”.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…