Los políticos suspenden en junio

19/06/2017

Josep M. Orta.

Junio es tiempo de exámenes y de selectividades. ¡Quien fuera veinteañero para encontrarse en esta situación…! Soñar es libre y uno medita con lo que pasaría si otros, con grandes responsabilidades que nos afectan la vida a todos, tuvieran que pasar una evaluación sobre su labor durante el curso y el buen uso que hacen de sus atribuciones.

Me voy a centrar en la vida política y en especial al conflicto catalán. Antes se dirimían los conflictos a mamporrazos y ganaba no quien tuviera razón si no quien tenía la fuerza. Con la democracia -aún sigue siendo el menos malo de todos los sistema- los puños eran sustituidos por el diálogo, la negociación y el acuerdo.

Estos días tengo la sensación que la política del diálogo ha sido sustituida -de momento- por una pugna testicular. Del “referéndum o referéndum” de Carles Puigdemont al “este referéndum no se hará” de Rajoy se puede traducir en los castizos “sí per collons” o “no por cojones”.

En política -como casi en todo- nadie acostumbra a tener toda la razón pero todos tienen sus razones y es poniendo sobre la mesa las diferentes posturas cuando se consiguen acuerdos. Es evidente que en este caso los políticos protagonistas de este conflicto no han hecho los deberes y, en consecuencia, merecen un gran suspenso.

La situación ha llegado a un extremo en el que todos podríamos hacernos daño Si alguien no pone remedio el conflicto se puede solventar con victorias pírricas que en el fondo serán una derrota para todos. Si vamos al choque de trenes no habrá exámenes de septiembre que permitan enmendar la papeleta.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…