Cuando la vocación choca con el mercado laboral

19/06/2017

Luis M. del Amo. Los jóvenes eligen sus estudios por vocación. Pero cuatro de cada diez trabajadores confiesa que no ha logrado trabajar en aquello para lo que se preparó.

Cuando miles de jóvenes se hallan en el trance de escoger sus estudios, surgen voces alertando sobre el desajuste entre la formación y las necesidades del mercado laboral. En este contexto, es un clásico ya la advertencia sobre los escasos perfiles STEM –esto es, ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (por sus siglas en inglés) – entre los jóvenes licenciados.

Ahora, surge entre esas voces una nueva encuesta que alerta sobre la brecha existente entre el deseo y la realidad.

Encargada por el portal de empleo Infojobs, la encuesta elaborada por NetQuest sobre una “muestra significativa” de la población activa española hurga en esa herida. Para afirmar que que, mientras un 75% de los jóvenes eligen carrera por vocación; entre los trabajadores, un 40% no ha logrado trabajar en aquello para lo que se prepararon, según se manifiesta en el informe dado a conocer este lunes.

En concreto, un 74% de los jóvenes españoles eligen sus estudios por vocación. “Muchos jóvenes dan más importancia a su vocación que a la demanda profesional existente o al nivel salarial que puedan alcanzar”, confirma Dominique Cerri, directora general del portal de empleo.

“Si algo caracteriza a las nuevas generaciones es que su principal motivación en todo lo que hacen es ser felices”, añade la directiva del portal de empleo.

No en vano, la tendencia vocacional desciende a mayor edad. Y mientras tres cuartas partes de los más jóvenes dicen dejarse guiar por la vocación para elegir estudios, el porcentaje cae hasta el 50% en el caso de los mayores de 45 años (hasta los 49).

Diferencias por género

La realidad se muestra sin embargo implacable. Y muestra que cuatro de cada diez trabajadores no ha logrado trabajar en la profesión para la que estudió.

En esto, la vocación también va por sexos. Y las mujeres se muestran más proclives que los hombres a estudiar por vocación. Un 69% de las mujeres afirma que ha elegido sus estudios de esa forma. Mientras que, en el caso de los hombres, el porcentaje de vocacionales se reduce hasta el 61%.

La encuesta se centra a continuación en los arrepentidos. Y en esto, también hay diferencias según el género. Cuando se pregunta cuál debiera haber sido su elección, los hombres responden mayoritariamente ingeniería o tecnología; mientras las mujeres arrepentidas se decantan por los estudios sanitarios.

Aun así, el 78% de la población activa, casi ocho de cada diez, afirma no sentirse arrepentido de su elección formativa.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…