El enemigo exterior

12/07/2017

Josep M. Orta.

Quizás acabemos reconociendo que Mariano Rajoy es un crac. Con un gobierno muy en minoría hace y deshace a su antojo. Además se permite el lujo de pasarse por el forro la mayoría de los pactos con Ciudadanos gracias a los cuales le permitieron seguir gobernando.

De los acuerdos adoptados en el Congreso, pelillos a la mar. Por ejemplo la revisión de la llamada ley mordaza, que la Cámara baja aprobó derogar o reformar, que además esta recurrida ante el Tribunal Constitucional, duerme el sueño de los justos y ya ha pasado más de cuatro meses sin que se inicie la tramitación de los citados proyectos de ley. De momento el Estado ha recaudado más de trece millones en multas con su recorte de las libertades que a muchos les parece escandalosa y fuera de lugar mientras el Constitucional se toma su tiempo (por cierto aún no resuelto el recurso del Congreso por la negativa de Rajoy de someterse al control de la Cámara en los largos meses que estuvo en funciones)-

Tampoco ha levantado demasiada polvareda la escandalosa pérdida de 60.000 millones por parte del Estado en los procesos de rescate de la banca mientras el Gobierno va vaciando los fondos de las pensiones.

El Gobierno se vanagloria de la prodigiosa recuperación económica que disfruta el país después de la crisis pero sólo ahora se oyen tímidas voces que sugieren que este estado de bonanza no estaría de más que también llegara a unos salarios que están muy lejos de los niveles de antes de la crisis, que los trabajadores dejaran de estar en precario y que sería bueno promocionar que el trabajo temporal se convirtiera en fijo y que los licenciados evitaran el paro emigrando… sólo son botones de muestra.

Pero el Gobierno puede ocultar todos estos temas gracias a la propuesta de referéndum en Catalunya. Lo han convertido en el enemigo común y de la misma manera que en tiempos de ETA la lucha contra el terrorismo tapaba las grandes lagunas de la actuación gubernamental, ahora Rajoy aprovecha con gran maestría la crisis catalana no sólo para que los grandes partidos cierren filas en torno a sus propuestas si no también para que la oposición y Ciudadanos se olviden de estos temas.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 3 votos)

Cargando…