El smartphone Moto Z ahora se convierte en consola para videojuegos

13/07/2017

Marta Villalba. El nuevo teléfono de gama media de Motorola llegará a las tiendas en agosto, y estrena cuatro Moto Mods.

Ya han pasado más de 20 años desde que se lanzó el icónico Motorola StarTac, un zapatófono en toda regla que para muchos fue su primer móvil y que supuso la entrada de este fabricante en sus vidas, a pesar de que la compañía nació en 1928 y presume de haber puesto en el mercado el primer móvil, el modelo DynaTAC 8000X, en 1983. Y hoy, después de algún paréntesis en España, la marca sigue viva y coleando con un nuevo estreno: Moto Z2 Play, un smartphone de gama media, de esos que satisfacen con creces las necesidades de un usuario medio, con un precio muy competitivo, el mismo que el del Honor 9, uno de sus rivales directos.

La segunda generación del Moto Z no defrauda ni por fuera ni por dentro. Su aspecto ha cambiado completamente con respecto al anterior. Para empezar, la carcasa es de aluminio de una sola pieza, un material siempre más elegante que el plástico, y a la vez resistente y ligero. Sí, pesa tan solo 145 gramos, se siente muy liviano cuando lo coges, como hemos comprobado hoy en la presentación en Madrid. Tal vez transmita esa sensación de peso pluma también por su delgadísimo grosor de 5,9 milímetros, a pesar de tener una pantalla de 5,5 pulgadas (AMOLED Full HD). Esta está recubierta de Gorilla Glass 4 y es inmune solo a las salpicaduras, nada de bañarse con él.

El dispositivo cuenta con una cámara principal de 12 megapíxeles con dual autofocus, f/1.7, enfoque láser para medir hasta una distancia de cinco metros y estabilizador de imagen. La cámara trasera ofrece 5 megapíxeles, gran angular, f/2.0 y flash LED doble. En cuanto a características técnicas, destaca por su procesador de ocho núcleos Qualcomm Snapdragon 626 de 2,2 GHz y la memoria RAM de 4 GB. Para almacenamiento, 64 Gb ampliables hasta 2 Tb con tarjetas de memoria microSD. La batería es de 3.000 mAh, y viene con carga rápida (hasta 8 horas en 15 minutos de carga).

Moto Z2 Play, que llegará a las tiendas en agosto por 449 euros, se complementa con una serie de accesorios, denominados Moto Mods, que potencian alguna característica o le dan un nuevo uso. Para septiembre, llegarán cuatro nuevos módulos que se acoplan a cualquiera de los smartphones de la familia Moto Z. Uno es para carga rápida (Moto Mod TurboPower). Una vez colocada esta especie de carcasa negra sobre el teléfono, se obtiene un día extra de batería. El propio accesorio también se carga muy rápido, al 50% en 20 minutos. Vale 69 euros.

Moto Mod JBL SoundBoost 2 es un altavoz de aspecto moderno y atractivo, que se venderá en tres colores (rojo, azul y negro), con una potencia de 6W. Su autonomía es de 10 horas y es resistente a salpicaduras, así que si te lo llevas a la piscina no le pasará nada por mojarse. Cuesta 99 euros. Moto Mod Style Shell es una carcasa para recargar el teléfono de forma inalámbrica.

Por último, lo más novedoso de todo es un accesorio para convertir el smartphone en una consola portátil de videojuegos. Se llama Moto GamePad y actúa como una carcasa-mando, con sus botones y joysticks para jugar mejor. Y como incorpora una batería, a la vez que se utiliza, recarga el teléfono. Precio: 89 euros.

¿Te ha parecido interesante?

(+7 puntos, 7 votos)

Cargando…