UPTA reclama endurecer la tarifa plana y evitar su “nulo” retorno

13/09/2017

Luis M. del Amo. Las altas netas apenas crecen en 180.000 autónomos, pese a los 1,3 millones que han cobrado las ayudas.

Más de 1,3 millones de autónomos se han beneficiado de la tarifa plana. Sin embargo, tras cuatro años en vigor, el balance de esta ayuda que reduce los pagos a la Seguridad Social, apenas suma 180.000 nuevos trabajadores, una vez descontadas las bajas producidas en ese período. Un “pírrico” resultado, en opinión de UPTA, una asociación de autónomos próxima a UGT, que ha aprovechado el aniversario para reclamar un endurecimiento de los requisitos de acceso a las ayudas a fin de no malgastar los recursos.

Los 400 millones de euros gastados desde octubre de 2013 en la llamada ‘tarifa plana’, una reducción en las cuotas a la Seguridad Social, ofrecen un resultado muy pobre, en opinión de la asociación UPTA.

En sus cálculos, la asociación – que no tiene en cuenta las jubilaciones – proporciona los datos de altas y bajas del período que media desde la entrada en vigor de la tarifa plana y los últimos datos de afiliación al régimen de autónomos.

Tras descontar las bajas, la suma de altas netas desde 2013 ofrece el resultado de 180.000 autónomos netos. Este resultado se obtiene de restar al número de altas de afiliados desde octubre de 2013 y julio de 2017– 2.842.717 altas – , el número de bajas en igual intervalo – 2.654.212 bajas –; lo que arroja un balance de 180.000 altas netas.

En ese intervalo, por otra parte, se registraron unas 225.000 altas por jubilación en el sistema público de pensiones procedentes del régimen de autónomos (RETA), según los datos del ministerio de Empleo y Seguridad Social, aunque UPTA no ha tenido en cuenta estos datos en su estimación.

Retorno de la inversión “nulo”

UPTA ha criticado el “pírrico” aumento neto en afiliación a la Seguridad Social en el colectivo de autónomos. Y ha exigido al Gobierno que endurezca el acceso a la reducción de cuotas ligada a la percepción de la tarifa plana.

“El modelo propuesto no está dando los rendimientos esperados”, afirma su presidente Eduardo Abad.

Desde UPTA recuerdan que desde la puesta en marcha de la tarifa plana se han beneficiado de ella más de 1,3 millones de autónomos a fin de emprender una actividad por cuenta propia.

En ese período, de octubre de 2013 a agosto de 2017, se han producido 2,8 millones de altas en este régimen de trabajadores autónomos. Un 50% de ellos se beneficiaron de las ayudas. Pero solo se han consolidado unos 75.000 profesionales, a juzgar por el balance de altas netas en el período.

Y ello a pesar de que buena parte de los gobierno autonómicos decidieron complementar la ayuda, prorrogando hasta un año la reducción a 50 euros en el pago de las cuotas, fijada en seis meses por el Gobierno central.

Aun así, “el retorno de la inversión realizada es nulo”, juzgan desde UPTA. Y ello a pesar de los 400 millones gastados en esta reducción de cuotas, afirman en la entidad.

“La bonificación no puede ser tomada como un atractivo ilimitado en el que encuentran refugio las personas expulsadas del mercado de trabajo por cuenta ajena, en la mayoría de los casos sin ninguna experiencia ni formación en los negocios que inician”, reprocha Eduardo Abad.

UPTA apuesta por modificar las reglas de acceso a la tarifa plana. “Entendemos que desarrollando mecanismos que demuestren la mínima solvencia del proyecto sería suficiente y podría ayudar a disminuir la altísima mortalidad de las actividades económicas”, concluyen.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…