¿Qué podemos esperar de los bancos europeos de cara a final de año?

18/09/2017

Luis Peña (Fidentiis Gestión). Un cierto repunte de los tipos a largo suele venir acompañado de un buen comportamiento en Bolsa, señala este gestor.

El sector bancario europeo debería hacerlo bien en bolsa en el cuarto trimestre debido a los siguientes factores:

1.-Mejora en el crecimiento de la inversión crediticia. La mejora de los datos macro se va a traducir en una aceleración en los ritmos de crecimiento del crédito. Esto ha empezado a producirse en algunos países como Francia y debería comenzar a verse en los países del sur de Europa.

2.-El Banco Central Europeo dará pistas sobre la retirada de estímulos monetarios en octubre. Aunque esperamos que la retirada del QE sea muy gradual en Europa, la reciente caída del rendimiento del Bund nos hace ser optimistas (no hay mucho descontado). Un cierto repunte de los tipos a largo suele venir acompañado de un buen comportamiento de los bancos en Bolsa.

3.-Mejoras de eficiencia: casi todos los bancos europeos tienen en marcha importantes programas de recorte de costes bien basados en digitalización o en fusiones / absorciones de otras entidades.

4.-Regulación: los impactos regulatorios han sido absorbidos y la acumulación de capital puede llevar a que grandes bancos europeos mejoren su remuneración al accionista.

Por todo ello, pensamos que los inversores deberían mantener dentro de sus carteras exposición a bancos europeos. Esperamos que el sector pueda llegar a otorgar rendimientos de doble digito a los inversores en el año.

Retrospectivamente, recordamos que desde el cierre el 31 de Julio los mercados europeos (SXXP) bajaron casi un -2%. Las acciones se comportaron bien durante la primera semana del mes pero la preocupación geopolítica (principalmente Corea del Norte) hizo caer el mercado.

A escala macro, las preguntas sobre el nivel de tipos de interés continuaron sin más claridad por parte de los banqueros centrales (Jackson Hole), pero es evidente que el debate entre inversores sobre el posible impacto de la retirada del QE existe.

En este contexto, los tipos han caído; el rendimiento del bono a 10 años americano cayó 14 puntos básicos en el mes y el equivalente del Bund, 18 puntos básicos. A pesar de la geopolítica, el dólar ha continuado su caída y el euro ha subido, mientras que Mario Draghi no ha hecho ningún intento de detener su carrera.

En este entorno, los bancos han sufrido (el índice de bancos europeos -SX7P- cayó un 4% en el mes). Sólo un puñado de bancos logró terminar en el verde durante el mes de agosto y éstos tenían historias idiosincrásicas para apoyarlos (por ejemplo, UCG, Nordea, RBS y HSBC), mientras que la mayoría fueron impactados por los resultados del segundo trimestre, la caída de los tipos o la debilidad general del mercado (Deutsche, Bankia, Commerzbank, SocGen…).

 

Luis Peña, gestor de Fidentiis Gestión

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…