La Fed inyectará otros 600.000 millones de dólares para dar un nuevo impulso a la economía estadounidense

03/11/2010

diarioabierto.es. La Reserva Federal ha anunciado la compra de bonos del tesoro por valor de 600.000 millones de dólares (424.000 millones de euros) hasta finales del segundo trimestre de 2011, con el que pretende fomentar la recuperación de la economía estadounidense.

La institución presidida por Ben Bernanke explica en un comunicado que esta decisión de ampliar su cartera de valores pretende promover “un mayor ritmo en la recuperación económica” y garantizar que la inflación siga a largo plazo en niveles coherentes con su mandato. “El Comité mantendrá su actual política de reinvertir los principales beneficios de su cartera de valores”, añade.

La Reserva Federal añade que revisará “con regularidad” el ritmo de la compra de bonos, que será de aproximadamente 75.000 millones de dólares al mes, así como el tamaño total del programa en función de la información que vaya surgiendo y que ajustará el programa según sea necesario para fomentar de la mejor manera posible “el máximo empleo posible y la estabilidad de los precios”.

Por su parte, la Reserva Federal de Nueva York estima que con la reinversión de los intereses de los bonos ya adquiridos la cuantía invertida en valores del Tesoro estadounidenses a largo plazo hasta finales del segundo trimestre de 2011 ascendería hasta un margen de entre 850.000 y 900.000 millones de dólares (entre 603.000 y 638.000 millones de euros).

El importe destinado finalmente por la Fed es inferior a los dos billones de dólares (1,41 billones de euros) que destinó en el primer programa de recompra de bonos que puso en marcha durante la reciente crisis financiera, pero está en línea con las estimaciones realizados en los últimos días por los analistas, que barajaban una horquilla de entre 500.000 y 750.000 millones de dólares.

Lenta recuperación

Por otra parte, la Reserva Federal destaca que la información recibida por el Comité desde su última reunión celebrada en septiembre confirma que el ritmo de la recuperación en la producción y el empleo “continúa siendo lento”. Además, remarca que las empresas siguieron reacias a aumentar sus plantillas y que la construcción de nuevas vivienda continúa siendo baja.

La Fed también destaca que las expectativas inflacionarias a largo plazo se han mantenido estables, pero apunta que los datos sobre la inflación subyacente han tendido a la baja en los trimestres recientes.

Asimismo, añade que el gasto de los hogares se está incremento “de forma gradual”, pero sigue limitado por el elevado desempleo, el modesto crecimiento de los ingresos, una menor riqueza de los hogares y la restricción del crédito. Por su parte, el gasto de las empresas en equipamiento y software continúa aumentando, aunque de forma más lenta que hace un año, mientras que la inversión en estructuras no residenciales siguió “débil”.

La Reserva Federal señala que, de acuerdo a su mandato estatutario, el Comité busca fomentar el máximo empleo y la estabilidad de precios. En este sentido, insiste en que actualmente la tasa de desempleo es “elevada”, mientras que las medidas de inflación subyacente son relativamente bajas en relación con los niveles que el Comité juzga coherentes en el largo plazo.

“Aunque el Comité anticipa un regreso gradual a mayores niveles de utilización de recursos en un contexto de estabilidad de precios, el progreso hacia estos objetivos ha sido decepcionantemente lento”, agrega.

La decisión del banco central estadounidense contó con el voto favorable todos sus miembros, incluido el presidente Bernanke, excepto una vez más el voto contrario del director de la Fed de Kansas City, Thomas M. Hoeing, quien considera que los riesgos del nuevo programa de compra de bonos superan a los beneficios.

Hoening también ha mostrado su preocupación por el hecho de que este continuado alto nivel de acomodación monetaria incremente los riesgos de futuros desequilibrios financieros y, con el tiempo, puedan causar un incremento de las expectativas de inflación a largo plazo que puedan desestabilizar la economía.

Mantiene los tipos de interés

Asimismo, la Fed decidió mantener una vez más los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%, un nivel mínimo donde permanece desde diciembre de 2008, e insistió en que mantendrá el nivel excepcionalmente bajo de los tipos durante un periodo “prolongado” de tiempo debido a las condiciones económicas.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.