BeoSound Shape, mucho más que un elegante altavoz modular de pared

06/10/2017

Marta Villalba. Es un equipo wireless que el usuario puede diseñar online con distintas formas, colores, telas y potencia.

Los productos de la firma Bang & Olufsen son sinónimo de diseño, calidad e innovación. Con ese denominador común, el altavoz Beosound Shape puede presumir, además, de aunar varias tendencias que se han impuesto como la personalización, lo modular y la multifuncionalidad.

Pensado para instalarlo en la pared, este dispositivo se diseña y configura a medida del usuario a través de la web de la compañía danesa. Cada panel modular decora por sí mismo con una original forma hexagonal y, a la vez, de cubo, dos figuras geométricas muy presentes en la naturaleza. El usuario puede elegir la cantidad de módulos, su disposición, la combinación de telas y colores y la potencia. Los tejidos son de la prestigiosa firma Kvadrat, especializada en diseño textil para decoración.

Como hemos comprobado durante la presentación de los nuevos productos de la firma en Madrid, el color de los módulos varía en función de cómo incida la luz sobre ellos, incluso si están tapizados con la misma tela. Este efecto de variación de colores resalta todavía más el diseño geométrico. “Con una configuración de ocho módulos, teniendo en cuenta los diez colores disponibles que hay, tenemos más de 1.000 combinaciones posibles”, ha explicado Francisco Ruiz, director técnico de Bang & Olufsen.

Cada Beosound Shape consta de cuatro módulos hexagonales: el amplificador (puede alimentar a cuatro altavoces y cada uno soporta 160 W), un altavoz, el corazón del equipo de música y otro con material acústico absorbente, que mejora la acústica de la habitación. Este último distingue a este altavoz premium de otras propuestas. “Algunos de los módulos son superficies absorbentes, del mismo material que se pone en los estudios de grabación de música. Su función es dar confort acústico, para disfrutar del silencio, porque no hay reverberación”, ha señalado Ruiz.

La configuración mínima es de dos altavoces, es decir, 8 módulos. Es un equipo wireless, lo puedes conectar con tu smartphone o tableta para escuchar la música almacenada en él o la de los servicios de música en streaming como Spotify y Deezer (este último es el que recomienda Bang & Olufsen). Aparte del diseño, lo que hace a este equipo único es, según Ruiz, “la sensación de tener la orquesta en la pared, la misma que cuando vamos a una sala de conciertos”. El precio: desde 3.500 euros.

La compañía también ha lanzado los altavoces de altísima gama BeoLab 50. Además de un sonido excepcional y un diseño impresionante, en aluminio y madera natural de roble, superelegante, la característica más destacada de este equipo es la función Beam Width Control. Este sistema, que está oculto en la parte superior del altavoz y asoma de forma automática, permite controlar la anchura del haz de sonido a través de unas aletas móviles, que se ensanchan o estrechan según las preferencias de sonido del usuario (se puede manejar desde una app con el smartphone). Cada BeoLab 50 tiene siete altavoces y 2.100 W de potencia. La pareja cuesta 26.600 euros.

Igual de elegante que las anteriores, la tercera novedad, el televisor BeoVision Eclipse, incorpora una pantalla OLED 4K de LG y un sistema de música de alta fidelidad con 450 W de potencia (lo llama SoundCenter). Se puede colocar en la pared o sobre una peana. Se vende en dos tamaños, 55 y 65 pulgadas, con un precio desde los 9.120 euros.

¿Te ha parecido interesante?

(+12 puntos, 12 votos)

Cargando…