El aire de un crimen

06/12/2017

Miguel Ángel Valero. Roberto Osa reflexiona sobre la violencia en "Morderás el polvo", publicada por la Fundación José Manuel Lara.

Acierta la Fundación José Manuel Lara con su decisión de incorporar a su catálogo editorial la obra ganadora del Premio de Novela Felipe Trigo, que convoca anualmente el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena (Badajoz). Lo hace al menos con la primera obra que publica: “Morderás el polvo”, de Roberto Osa, ganador de la XXXVI edición de un premio ya consolidado. Curiosamente, la obra también quedó finalista del Premio Nadal 2017.

La primera novela de este guionista y realizador de televisión se hace merecedora del Premio Felipe Trigo porque, además de las motivaciones del jurado, que hace hincapié en “la carga simbóica de la trama y el eficaz uso de la misma como metáfora de nuestro tiempo”, recuerda en algunos aspectos al autor de “Jarrapellejos”.

“Morderás el polvo” es una novela diferente. Primero, porque la acción transcurre prácticamente en un único día. Segundo, por la trama, original donde las haya: en medio de la crisis y tras una llamada telefónica una hija, embarazadísima y sin el ojo izquierdo, abandona su casa amueblada con cajas de cartón para ajustar cuentas con su padre tras un viaje desde la ciudad cubierta por toneladas de basura al paisaje árido y descarnado de la meseta castellana. y tercero, por el final, sorprendente por original e inesperado.

Pero se equivocará el lector si cree que “Morderás el polvo” es un simple drama rural. Lo es, sí, pero también  es teatro, novela negra, western, en una combinación que, como los buenos cócteles, los elementos juntos mejoran el resultado final. Es sobre todo una reflexión sobre la violencia, la más cruel, la que se da dentro de una familia. Pero es una reflexión sin necesidad de moralejas. Y es también un retrato de esa España desgraciadamente cada día más despoblada, sin futuro.

Roberto Osa explica que la novela surgió “de la necesidad de volcar fuera de tu cuerpo tantas preguntas y tantas emociones que se han ido guardando a lo largo de los años”. “Luego el cerebro recoge ese montón de palabras y lo modela hasta convertirlo en algo legible”, añade.

Habrá que seguir a esta nueva voz de la narrativa española. No sólo porque Roberto Osa es uno de los tres escritores españoles seleccionados para el programa CELA (Connecting Emerging Literary Artists), una especie de Erasmus para narradores emergentes dentro de la Unión Europea. Sobre todo, porque “Morderás el polvo” promete. Y mucho.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…