Contadores de crepúsculos

06/12/2017

Luis Picabia. The Clientele y Steven Munar cantan a las horas violetas.

Así como Jaume Sisa cuenta las estrellas y Montserrat Roig narraba las horas violetas, The Clientele cuentan crepúsculos y cielos incendiados. Y ángeles que se tapan los ojos para no ver la tristeza que emana de un campo de tenis abandonado o de una persona que sufre la ausencia de otra. Esa es la portada del último, y una vez más extraordinario, álbum de The Clientele.

Titulado “Music for the Age of Miracles” contiene canciones que obedecen a todo lo vaticinado en la carátula del disco. Historias bajo luces suburbanas y crepusculares envueltas en un pop de cámara sutil, efervescente, delicado, expresado por la voz cálida y frágil de un Alasdair en forma otra vez,  tras siete años sin editar con Clientele, aunque sí con su banda paralela, Amor de días.

Pianos tristes como el de “Lyrium April”; pop barroco como en “Lunar Days”; reminiscencias del John Cale más apacible en The Neighhour” o en “Constellation Echo Lanes”  y evanescencia milagrosa en “Feeling Asleep”, donde arpas latinas y guitarras apenas pespuntadas provocan un ensimismamiento en el oyente que le lleva a pedir que no termine nunca. No es una canción, es una sucesión de besos y caricias en trenes, barcos y aviones desde los que se divisan crepúsculos violáceos.

Sello: Merge. Precio. 16. Discografía esencial: “God Save The Clientele”, “Suburban Light”, “Bonfires on The Heath”. Influidos por: Ray Davies, Field Mice, Sagitarius”. Influyen en: Smile, Neuman, New Raemon.

Steven Munar: Horas violetas
-El cantante mallorquín resiste la muerte de un ser querido con canciones

Steven Munar es un artista mallorquín que vive en Barcelona, tiene ancestros ingleses y supera las horas violetas surgidas por la muerte de su abuela con canciones, discos, películas y conciertos que le ayudan a reflejar el momento crepuscular de una etapa de su vida.

De todo ello va su nuevo álbum, al que ha llamado “Violet Koski”, seudónimo con el que bautizó a la abuela del  artista, su hija, madre de Steven y escritora, Heather Smith. Y así aparece la historia en la conmovedora “Mother”, uno de los momentos cumbre del álbum. También queda plasmada en “Stillness”.

En todo caso, Steven Munar y sus acompañantes The Miracle Band dejan hueco para buscar la esperanza en “Hear me Calling you”; la ilusión, en “Prayer Without Words”; el amor, en “Feel Me”; la paz, “In The Meantime” y la calma en “Never Believe”, dedicada a su hija Elisa.

Sello: La Cúpula Music. Precio: 14. Discografía: “Break The Rules”, “Stillness” (single). Influido por: Kevin Ayers, John Cale, Robyn Hitchcok. 

¿Te ha parecido interesante?

(+12 puntos, 12 votos)

Cargando…