Los autónomos proponen usar toda la vida laboral para calcular la pensión

07/12/2017

Luis M. del Amo. ATA propone lanzar una tarifa joven de 30 euros para estudiantes.

Los autónomos de ATA, la entidad con mayor representación en este grupo, ha lanzado hoy cuatro medidas que mejorarían en 4.000 millones la recaudación por cuotas de la Seguridad Social. La entidad propone calcular la pensión de acuerdo a lo cotizado a lo largo de toda la vida laboral, y no de una parte como ahora.

Además, la federación plantea establecer un régimen especial para los administradores de empresas, similar al régimen general. Y lanzar una tarifa plana para los jóvenes estudiantes, así como rebajar las cuotas a quienes ganan menos de 900 euros al mes.

ATA recahaza que todos los autónomos coticen obligatoriamente de acuerdo a sus ingresos reales. Una medida que supone subir cuotas a un 75% de los autónomos, a lo que la agrupación se opone.

La agrupación entiende que es necesario que los autónomos coticen de forma más ajustada a sus ingresos. Pero recuerda que hoy apenas un millón de autónomos dispone de un flujo de ingresos constante. En cambio, el resto tan solo posee rentas que fluctúan enormemente.

Para la asociación la subida de cuotas debe ser voluntaria y sin perjudicar a aquellos que “no saben lo que van a ingresar o facturar al día siguiente”.

Computar toda la vida laboral

La federación de autónomos propone en primer lugar que el cómputo de la pensión se establezca de acuerdo a lo cotizado a lo largo de la vida laboral. Actualmente se tienen en cuenta los últimos 20 años, una cifra que irá aumentando hasta los 25 años en 2022, tras la reforma de 2013.

“Mucha autónomos cotizan poco hasta que no llegan a los años previos a jubilarse porque saben que sus aportaciones no cuentan a la hora de fijar la futura cuantía de su pensión”, subrayan desde ATA.

“Si se reformara este aspecto muchos entenderían que la Seguridad Social computa todas sus cuotas, de la primera a la última y les impulsaría a mejorarlas cuando sus ingresos se lo permitieran”, añaden.

Bajar cuotas a quien menos gana

Además, la entidad plantea medidas para los autónomos que empiezan, o para quienes tienen un bajo nivel de ingresos. ATA propone aquí establecer dos tramos entre aquellos que no pueden acogerse a la tarifa plana en las cuotas a la Seguridad Social.

Por un lado, un primer tramo compuesto por quienes ingresan entre el salario mínimo (SMI) y la base mínima del régimen de autónomos, es decir, entre 707,60 euros y 919,80 euros mensuales, con cuotas del 22,05%; es decir, aplicar sobre la base mínima los tipos del SETA (18,75% + 3,3%).

Otra franja formada por los autónomos con ingresos inferiores al salario mínimo (SMI); es decir, por debajo de 707,60 euros mensuales, con una cuota hiperreducida de 50 euros durante años, prorrogables otros dos, si persiste esta situación.

En ambos casos quedarían excluidos los autónomos societarios, y para el segundo de ellos, los titulares o arrendatarios de locales abiertos al público, así como quien posee vehículos afectos a la actividad, y quien trabaje bajo licencia administrativa.

Además, la entidad propone lanzar una tarifa joven de 30 euros para estudiantes menores de 25 años que cursen estudios reglados, ya sea en la universidad o en formación profesional (FP).

Régimen mixto para los administradores

La federación fija también su atención en la figura de los administradores de sociedades. Para ATA aquellos que tienen control de sociedad conforman un colectivo especial. “No es lógico que tengan que ser ellos quienes abonen sus cuotas a la Seguridad Social”, afirman.

Lo mejor sería crear un régimen asimilado dentro del de autónomos, más parecido al régimen general. Pero sin cotizar por el Fogasa -Fondo de Garantía Salarial- ni por desempleo.

Si permitiera que fuera la propia sociedad la que pagara sus cuotas, su sueldo y las retenciones, asumidas como costes salariales, “seguramente” mejorarían sus bases de cotización, y esto supondría, calculan desde ATA, 2.000 millones adicionales para la Seguridad Social.

Un cantidad que podría duplicarse si se extendiera esta propuesta a los socios de empresas; un colectivo formado por 600.000 autónomos societarios. Con el beneficio añadido de subir aumentar también los ingresos fiscales, al subir la cotización y por tanto las retenciones y el IRPF, agregan.

Destopar las bases máximas a partir de los 47 años

La federación propone también destopar las bases máximas a partir de los 47 años en determinados supuestos. Actualmente, en carácter general, los autónomos no pueden aumentar su base de cotización una vez cumplidos los 47 años.

Sin embargo, para ATA, “no tiene sentido que se les aplique un techo a autónomos que llevan diez años cotizando en varios regímenes y que ya están en la base máxima”.

Con esta medida, agregan, se podrían recaudar 1.100 millones de uros adicionales con que el 20% de los que se encuentran en esa edad se animara a aumentar sus aportaciones para mejorar la pensión futura, estiman.

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando…