Aspectos clave para atraer a los empleados y consumidores de la Generación Z

19/12/2017

Susana de Pablos. Sus características se analizan en dos estudios y en el libro ‘Generación Z’.

Internet los acompaña desde su nacimiento, a mediados de los 90. Estas chicas y chicos menores de 23 años “han crecido en el desencanto y en un mundo laboral marcado por la precariedad, en una posguerra del mercado del trabajo que provoca incertidumbre”, según el estudio Diagnóstico de la Diversidad Generacional, el primero en España que analizó con rigor científico las características de las diversas generaciones de empleados que conviven en una empresa. Elaborado este otoño por el Observatorio Generación & Talento (OGT) y su socio académico la Universidad Pontificia de Comillas ICAI-ICADE, en él se analiza tanto el talento intergeneracional como si las organizaciones disponen de las herramientas adecuadas para gestionar y valorar el talento de las diferentes generaciones. La socia directora del IGT, Elena Cascante, es contundente: “Los millennials y la Generación Z son los que nos están pidiendo una verdadera capacidad de cambio”.

Otro estudio cualitativo y cuantitativo, titulado Generación Z: El dilema, que han elaborado la empresa Atrevia y Deusto Business School, destaca de estos jóvenes que son “digitales, emprendedores, comprometidos, marquistas e inconformistas”. Algunas de las conclusiones de este trabajo se recogen en Generación Z: Todo lo que necesitas saber sobre los jóvenes que han dejado viejos a los millennials, un libro escrito por Núria Vilanova, fundadora y presidenta de la consultora de comunicación Atrevia, e Iñaki Ortega, director de Deusto Business School.

Portada del libro ‘Generación Z’ (Plataforma Editorial, 2017).

En este libro, que pretende ser una guía para entender quiénes son estos jóvenes y qué les diferencia con respecto a generaciones anteriores, se muestra cómo se relacionan los jóvenes que han nacido de lleno en la era digital, cuáles son sus inquietudes, cómo ven su futuro y de qué habilidades disponen, en qué se diferencian de otras generaciones… Cabe destacar que la Generación Z está conformada por casi ocho millones de personas según la estadística española y más de un 25% de la población mundial. Estos jóvenes ya no cabalgan entre lo analógico y lo digital como sus hermanos mayores, los millennials, sino que son 100% digitales

“Comienzan a salir de las universidades para incorporarse al mundo laboral y reclamar su sitio en el mundo. Son la primera generación que ha incorporado Internet en las fases más tempranas de su aprendizaje y socialización, y también aquella a la que la crisis ha marcado más directamente su personalidad. Gracias a la democratización de Internet, disponen de potentísimas herramientas para cambiar su entorno o el destino al que están llamados” explica Vilanova. Ella y Ortega destacan algo que define a esta generación, las cuatro íes, además de la de Internet: irreverencia, inclusión, inmediatez e incertidumbre. Tal y como asegura Ortega, “son irreverentes porque no dudan en llevar la contraria a sus padres, profesores o mayores, entre otras cosas porque han sido autodidactas. Inmediatez como las redes sociales que frecuentan donde todo es rápido y fugaz. La economía colaborativa y la diversidad que abrazan los convierte en inclusivos. El mundo líquido en el que han nacido, en palabras del filósofo Bauman, donde nada es estable y todo cambia, hace que la incertidumbre sea su compañera desde que nacieron en plena crisis global”.

Iñaki Ortega y Núria Vilanova, durante la presentación de su libro ‘Generación Z: Todo lo que necesitas saber sobre los jóvenes que han dejado viejos a los millennials’ (Plataforma Editorial, 20017).

Desafección política
La velocidad en la que viven hace que hasta la situación política española, que pasa por momentos cambiantes, a los jóvenes de la Generación Z les parezca que peca de inmovilismo. Para el 76% de los Z entrevistados en el estudio, España está actualmente en una situación de “estancamiento”. Les interesa la política y ejercen su derecho al voto, algo que demuestra el índice de participación de los jóvenes Z mayores de 18 años en las últimas elecciones, que –con el 78%– superó ampliamente la media nacional. Estos datos ratifican el desgaste de la credibilidad del sistema político entre los sectores más jóvenes. La clase política se enfrenta al reto de conectar con esta nueva generación, que muestra, en general, lo que se denomina “desafección política”. Tal y como revela el libro, los jóvenes Z:

Prefieren emprender y trabajar con libertad. El 36% de los encuestados optaría por montar su propia empresa o trabajar por cuenta propia mientras que sólo el 20,8% aspira a ser funcionario. Independencia y autonomía, trabajar en cosas diferentes y no tener jefes son los principales motivos para optar por trabajar por cuenta propia, mientras que tener la oportunidad de poner en marcha ideas propias es la principal motivación para crear una empresa.

Como consumidores son críticos y empoderados, un 92% de estos jóvenes usa Internet habitualmente para conocer los productos que desea comprar. Tienen una mirada mucho más abierta al mundo, son influenciables a través de la Red y siempre están dispuestos a escucharla sobre los temas que les interesan. Son incrédulos de actitud. Ponen en tela de juicio los inputs que reciben de las marcas, contrastan esa información a través de internet, comparan con otras opciones y comparten opiniones entre iguales.

Sienten que un producto es la experiencia, tanto en el proceso de compra como en su propio uso. Para ellos, lo importante es sentir, activar sus emociones, para poder compartir contenidos en la red. El reto para las marcas, por tanto, será personalizar productos llegando al “corazón”. En este sentido, una comunicación más eficaz para las marcas será la que transmita las bondades emocionales del producto con el mismo lenguaje y códigos de los Z.


Más información

⇒ Seguir en Twitter al Observatorio Generación &Talento (@generacciona), a Elena Cascante (@CascanteElena) Nuria Vilanova (@nuriavilanova ) e Iñaki Ortega: @InakiOrtega 

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…