El roce hace el cariño, hasta en la oficina

07/02/2018

Miguel Ángel Valero.

Se empieza con una mirada o un comentario gracioso, luego con mensajes de WhatsApp o en el chat corporativo y, claro… ¡El roce hace el cariño! Tener una relación sentimental con un compañero de trabajo es muy habitual. Tanto que el 31% de los españoles admite haber mantenido una relación sentimental con una persona de su entorno laboral, según un estudio de Infojobs. El 45% de estas personas aún mantienen su relación en la actualidad.

De las parejas formadas en el ámbito laboral, el 80% se han dado entre compañeros del mismo rango. El 44%, entre compañeros del mismo departamento, y el 36% de áreas diferentes en la empresa. Un 9% ha mantenido una relación con un superior, directo (5,5%) o indirecto (3,5%). El  5% confiesa haber mantenido una relación con uno de sus clientes y un 3% con un proveedor.

El 20% de las personas que trabajan en una multinacional han mantenido una relación sentimental con alguien de su entorno laboral. En una pyme, el porcentaje de personas que han tenido pareja en el trabajo asciende a un 33%.

La mitad de las parejas nacidas en el entorno laboral se forjaron fuera del lugar de trabajo. E 29% empezaron tomando algo después del trabajo, el 21% surgió fruto de un encuentro casual fuera de la empresa, y el 8% nacieron en la cena de Navidad corporativa. Un 7% de las parejas empezaron a salir a raíz de una convención y el 4% a partir de un viaje de trabajo.

Un 22% ya eran pareja antes de compañeros y empezaron, después, a trabajar juntos.

El 28% de las parejas lo llevan en secreto

El 34% de las parejas nacidas en el trabajo afirma que hizo pública su relación desde el primer momento, el 38% confiesa que la llevó primero en secreto y luego la hizo pública, y el 28% lo mantiene todavía en secreto.

La relación sentimental con un compañero de trabajo solo ha sido motivo de cambio de empleo en un 5% de los casos. El 70% de las parejas que comparten entorno laboral no ha cambiado de trabajo por este motivo. Y en el 25% restante, ha decidido cambiar de empleo por otros motivos.

Entre los que no han tenido una relación sentimental en el trabajo, el 20% confiesa haberse enamorado alguna vez de alguien de su entorno profesional. En el 86% de los casos, esa atracción fue hacia un compañero y en el 8,3%, hacia un superior.

Los que se atrevieron a confesar sus sentimientos a la otra persona fueron el 32%. El 40% admite  que para empezar una relación en el entorno laboral necesitaría estar mucho más seguro/a que si la persona no fuera un compañero de trabajo.

El 57% afirma que no le importaría tener a su pareja en el trabajo, mientras que a un 43% no le gustaría en absoluto y afirma que es mejor no mezclar vida personal y laboral. El 60% coincide en que tener pareja en el trabajo es algo que no se puede prever.

El 28% cree que tener una relación sentimental con un compañero puede complicar el desarrollo personal dentro de la empresa. El 49% considera que puede dificultar la desconexión del trabajo fuera de la jornada laboral.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…