La app Dribo prepara para el examen de conducir sin pisar la autoescuela

19/02/2018

Marta Villalba. Con esta plataforma no solo se aprende a través del móvil, también se realizan con el smartphone todas las tramitaciones, los pagos y las reservas de las clases prácticas.

En un entorno en el que consumimos contenidos en cualquier lugar y a la hora que más nos encaje, por ejemplo, series de TV con servicios como Netflix, en el que cada vez más te comunicas sin desplazarte a través de Skype o Facetime, en el que ya solo pisamos el banco para sacar dinero (o ni siquiera, vamos directamente a un cajero automático) o en el que recibes terapia con el psicólogo en sesiones online no es de extrañar que surja una app como Dribo: te prepara para el examen teórico de conducir sin necesidad de acudir a una autoescuela.

“Es la primera app para sacarse el carné de conducir. Te forma con un método propio”, explica Enric Romero, CEO y cofundador de Dribo. En las autoescuelas se siguen los libros de las editoriales y los profesores se guían por ellos, como sucede en los colegios, pero la aplicación «es una herramienta con contenidos propios. La dinámica no consiste solo en repetir los test, sino que hay una serie de ejercicios en los que se seleccionan imágenes o tipo verdadero o falso y a medida que aprendes vas pasando de nivel”, detalla el CEO de Dribo. Tanto en el teórico como en el práctico, “nuestro método guía al usuario de forma progresiva en función de su ritmo de aprendizaje. El objetivo no es memorizar, sino que se comprenda el por qué. Legalmente somos un autoescuela, pero en el móvil”, señala Romero.

Que todo sea vía smartphone es precisamente lo que distingue a esta app gratuita: aparte de poder hacer los ejercicios dónde y cuándo se quiera, siempre tienes a alguien, ya sea por email, WhatsApp, SMS o llamada, para resolver dudas. Los trámites para presentarse, todos los pagos (a la autoescuela o las tasas de los exámenes) y la reserva de horario para las clases prácticas también se efectúan a través del teléfono.

“Para acceder al examen pagas 149 euros en los que se incluyen las tasas de la DGT (91,20 euros) y nosotros nos encargamos de todo el papeleo para presentarse”, afirma Romero. Una clase práctica, ahora que acaban de arrancar en Barcelona, sale, como promoción, a 20 euros, un precio por debajo de la media que en esa ciudad es de 27 euros, “coste muy competitivo porque todo es digital, no necesitas local ni apenas personal para dar las clases teóricas”.

De momento, Dribo solo opera en Barcelona, pero en unos meses el método llegará a Madrid, Valencia, Alicante y Sevilla. “De aquí a final de año estaremos en las principales ciudades. Tenemos vehículos propios para las prácticas, pero nos están contactando muchas autoescuelas que quieren colaborar”, apunta Romero.

¿En cuánto tiempo se puede uno sacar el teórico con Dribo? “Pues en un mes se puede, dedicándole al día 1 o 2 horas. Hay gente que le ha llevado solo tres semanas. La app se adapta a ti en función de los fallos, te obliga a reforzarlos, en un proceso individualizado”, subraya Romero.

Desde su lanzamiento hace tres meses, Dribo cuenta ya con 8.000 descargas. Este mes ha cerrado su primera ronda de financiación con un total de 250.000 euros entre capital público y privado.

¿Te ha parecido interesante?

(+20 puntos, 20 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.