‘Carta al padre’: El valor de un texto

22/03/2018

Luis M. del Amo. Jorge de las Heras estrena en los Luchana una adaptación del texto de Kafka a cargo de Sanchis Sinisterra.

Hay que comenzar por felicitar a Jorge de las Heras, el actor, director y empresario de los Teatros Luchana, por este estreno absoluto de Carta al padre, una magnífica adaptación de un texto de Kafka, a cargo del veterano dramaturgo José Sanchis Sinisterra –autor de Ay, Carmela, Terror y miseria en el franquismo y muchas otras–. Un texto con el que el autor checo trató de saldar cuentas con su tiránico padre, y que constituye todo un tratado sobre los vericuetos psicológicos del carácter de su autor, y por ende – si se me permite – del alma moderna.

De las Heras, protagonista absoluto de esta función, interpretada además por Rafa Núñez y Milagros Morón, cosecha así un nuevo fruto de su larga colaboración con Sinisterra, sellada a través del Nuevo Teatro Fronterizo, y se apunta con este estreno un éxito como impulsor de esta joven sala teatral madrileña.

El también director de la función pone en escena este drama sobre relaciones familiares sobre un único escenario: el salón de una casa familiar. Allí su protagonista, el propio Franz Kafka, repasará causas y consecuencias de este vínculo paterno, como si lo hiciera ante un tribunal –el público– y en presencia además de propios padres, Herman Kafka y Julie Löwy.

A lo largo de 80 minutos, prácticamente monologados, esta encarnación de Kafka repasará su insatisfacción, y los motivos que lo han mantenido buena parte de su vida postrado en un estado de culpa e inacción, del que el joven Kafka culpa a Herman, su progenitor.

Reaccionar a las propias palabras 

En primer lugar hay que recalcar que la obra merece la pena. Y que el espectador que se decida a abonar los 10 o 12 euros de la entrada saldrá recompensado. La calidad del texto es indiscutible. Y, en la cultura europea, la sombra de Kafka es alargada. De modo que, si les gusta el autor checo, podrán disfrutar de esta función que tienen fechas confirmadas, los sábados, hasta el 28 de abril.

En cuanto a los detalles hay que comenzar refiriéndonos a la interpretación. La obra es prácticamente un monólogo, como se dijo, y De las Heras no naufraga en el difícil empeño de dar vida al texto de Sinisterra, a partir del de Kafka.

Sin embargo, en su interpretación, se echa en falta, digamos, un doble fondo, una reacción del personaje ante los efectos de sus propias palabras.

En teatro, al menos idealmente, toda frase es acción. Y cada una de estas frases debiera colocar al personaje en un lugar distinto, emocionalmente, del que estaba cuando las inició. Dejarse, en definitiva, contaminar por el propio discurso.

Con estas reacciones ante las propias palabras, De las Heras evitaría así, no solo algo de planitud en su discurso sino también cierta monocordia que se produce por la ausencia de cambios en el tono de su voz.

Controvertida puesta en escena

Otro error a mi juicio gira en torno a la disposición de los actores durante la representación. De las Heras y Víctor Boira, su compañero en la dirección de esta obra, sitúan la acción en el salón doméstico, y dentro de él, colocan al padre, sentado en una butaca, de espaldas al espectador, prácticamente durante la totalidad de la obra (salvo en un monólogo); mientras que la madre, peor aún, queda relegada en un rincón, incluso sin iluminar, la mayor parte del tiempo.

La verdad es que, con esta disposición, la participación de Núñez y Morón, los actores que interpretan a los padres, se revela totalmente prescindible. Y la obra no se hubiera resentido en absoluto si se hubiera eliminado su concurso.

Otra cosa habría sido hacerles actuar realmente; lo que hubiera constituido, por otra parte, un gran reto en la labor de escucha para esta veterana pareja de actores.

Eso, y cierta falta de atractivo artístico en los elementos sobre el escenario, merman la calidad de un producto que, sin embargo, conserva el empaque de la indudable calidad del texto de Sinisterra, estrenado de forma absoluta en los Teatros Luchana de Madrid.

Recomendable.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…