Los recortes del petróleo en Arabia Saudí

02/04/2018

Joaquín Robles.

Las exportaciones de diésel y gasolina en Arabia Saudí se dispararon a un nivel récord durante el mes de enero, lo que destaca la gran ventaja que tiene el mayor exportador de petróleo del mundo sobre otros productos derivados del petróleo.

 Mientras  que Arabia Saudí continúa manteniendo la producción de crudo por debajo de los niveles acordados por la OPEP, sus envíos de diésel, gasolina y otros combustibles derivados aumentaron un 27% a un récord de 1.912 millones de barriles por día durante el  mes de enero. Los envíos totales de petróleo y derivados al extranjero superaron a los de octubre de 2016, el mes de referencia para un acuerdo con la OPEP y otros productores para frenar el bombeo.

 Como el miembro más importante de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Arabia Saudí encabeza conjuntamente una coalición de productores de crudo para reducir el exceso de oferta que se creó a medida que la producción de petróleo de esquisto de EE.UU. se disparó.

 Khalid al-Falih, el ministro de energía de Arabia Saudita, dijo que su país está motivando a otros miembros a recortar de forma rutinaria la producción de crudo por más de lo que necesita según el acuerdo de 2016, con el objetivo de aprender a convivir con una menor producción.

 Arabia Saudí ha potenciado otro tipo de productos derivados en los últimos años, para mantener los ingresos durante los recortes de crudo, estrategia que no han seguido la mayor parte de los miembros de la OPEP,  y que en ocasiones presionan al cártel para finalizar los recortes para recurar su nivel de ingresos.

 Las ventas de gasolina aumentaron un 51% a 328,000 barriles por día en medio de una caída en la demanda interna, mientras que las salidas de diésel aumentaron un 13% a 803,000 barriles por día. Ambos estaban en sus niveles más altos de registros que datan de comienzos de 2002.

 Sólo otros cuatro países de la OPEP, Irán, Iraq, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos  bombearon más crudo diariamente durante el mes de enero que Arabia Saudí. Las exportaciones de petróleo y combustibles refinados de Arabia Saudí se elevaron a 9.082 millones de barriles por día en enero, el más alto desde diciembre de 2016, el mes anterior a la implementación de los recortes.

 Con todas estas medidas, Arabia Saudí pretende continuar su plan de diversificación para reducir su gran dependencia a los precios del petróleo. En los últimos años ha tenido que aprender a convivir con un déficit presupuestario agravado los bajos precios del crudo.

Joaquín Robles es analista de XTB

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…