Romántico para comprar, realista al vender

16/04/2018

Miguel Ángel Valero.

“Al comprar hay que ser romántico y al vender realista (y entre tanto hay que dormir)”. Este famoso pensamiento del especulador y experto en bolsa de origen húngaro, André Kostolany, es la frase de la semana de Self Bank. Una iniciativa que forma parte de un proyecto de educación financiera a través de frases célebres con la que se explica tanto conceptos como el funcionamiento del mercado bursátil con el fin de acercar este sector a los usuarios y empoderarles en su toma de decisiones.

A la hora de invertir, Kostolany entendió que el mercado puede ser irracional a corto plazo, por lo que considera que es mejor no seguir las tendencias de éste, sino pensar mejor en las inversiones a largo plazo. Esto significa fijarse en aquellas compañías que tengan valor pero que aún el mercado no lo haya reconocido, siguiendo así la estrategia de ‘value investing’. En definitiva, hay que “enamorarse” de la compañía y de sus bondades, aunque el resto no la considere atractiva.

Kostolany se caracterizaba por tomar decisiones en su mayor parte contrarias a las del sentimiento general. Su estrategia se basaba en estudiar la situación de la Bolsa y ver en qué fase se encontraba; y, al contrario que la mayor parte de los inversores, apostaba por comprar cuando todos huyen, cuando el mercado empieza a caer y comienza a dominar el pánico.

Si el momento de la compra es esencial en el proceso de inversión, no lo es menos el de la venta. Y aquí hay que pasar del romanticismo al realismo. Hay que saber reconocer que, en ocasiones, nos equivocamos y tenemos que aprender a vender a tiempo. A veces ya no se trata solo de las posibles pérdidas que nos trae una operación, sino del coste de oportunidad de no estar invertidos en otra alternativa más rentable. Por eso, por más convencidos que estuviéramos respecto a una oportunidad de inversión, si las circunstancias nos demuestran que no era tal, hay que saber desprenderse de las acciones.

Pero hay que saber vender con el enfoque de los inversores a largo plazo, algo que no todos tienen.  Mientras muchos inversores se rinden y venden, perdiendo importantes sumas de dinero, hay otros como Kostolany que se decantan por esperar y vender cuando la Bolsa se encuentra en fase alcista. Sí, justo en esa fase en la que los inversores más incautos optan por comprar guiados por el halo de excitación y de optimismo en el mercado.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…