Sorprendente falta de reacción del mercado al ataque en Siria

16/04/2018

Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank.

Contra todo pronóstico, los mercados han respirado aliviados en esta primera jornada bursátil tras el ataque que se produjo el sábado en Siria. Seguramente han sido la manera en la que se realizó el ataque y el hecho de que apenas haya habido condena por parte de la comunidad internacional (exceptuando a Rusia) los motivos por los que el mercado no ha entrado en modo pánico.

Con este telón de fondo, se han producido ventas en los activos refugio como el oro o la deuda soberana, que durante la semana pasada acapararon el interés de los inversores ante lo que pudiera pasar. La renta variable europea ha cerrado con signo mixto y con el Ibex completamente plano (-0,01%), de manera que sigue en los 9.766 puntos. Wall Street se reponía de los descensos del pasado viernes con avances del 0,50% en la apertura y con el índice de volatilidad VIX curiosamente marcando mínimos de hace un mes.

Si hace unos días fueron los resultados trimestrales de JP Morgan, Citi o Wells Fargo los que batían al consenso pero caían en bolsa, hoy le ha ocurrido algo parecido a Bank of America. La entidad ha presentado un beneficio por acción de 62 centavos (vs 59 estimados) gracias al buen desempeño de su banca comercial, que se está viendo favorecida por las últimas subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal. Al cierre del mercado será el turno presentar cuentas por parte de Netflix, la primera tecnológica en hacerlo hasta ahora.

Dentro del panorama empresarial europeo hemos contado con dos noticias de calado. Por un lado el descenso del -6,50% que han sufrido los títulos de WPP en la Bolsa de Londres tras la dimisión de su fundador. Por otro, la subida del 5,40% de la teleoperadora Altice, ya que ha trascendido que el conglomerado francés Bouygues estaría estudiando una oferta de compra. Altice fue hasta hace unos años el gran milagro de la telefonía gala, pero que tras un plan demasiado ambicioso de crecer vía deuda y expandirse internacionalmente, desde el verano de 2015 ha perdido más de un 75% en bolsa.

En el plano macroeconómico va a ser una semana con poca actividad. Hoy apenas merece destacar dos datos de EE.UU. El primero de ellos es el Empire Manufacturero, que marcado una lectura de 15,8 puntos cuando el consenso estaba esperando 18,4. El segundo es el crecimiento del 0,6% en las ventas minoristas de marzo (dos décimas más de lo esperado), lo que demuestra el buen estado de salud del consumo estadounidense.

El petróleo, que estaba llamado a ser de los activos que más podrían subir en caso de una escalada de la tensión en Oriente Medio, ha reaccionado con retrocesos superiores al 1%. El barril Brent cedía un -1,3% coincidiendo con el cierre del mercado en Europa, pero cotizaba por encima de los 70 dólares.

En los bonos soberanos han predominado las ventas, de manera que el bono alemán a diez años subía hasta el 0,52% y el español hasta el 1,25% a pesar de la subida de rating por parte de Moodys. En EE.UU. el rendimiento del bono subía hasta el 2,84%.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…