Canciones para almas rotas

09/05/2018

Luis Picabia. Car Seat Headrest y Olden Yolk tratan de curar las heridas de los más débiles.

Una de las sorpresas más agradables que nos llevamos algunos de los asistentes al Primavera Sound de 2016 fue el concierto de Car Seat Headrest, una banda que en realidad es un músico, Will Toledo, al que acompañan profesionales cercanos al amateurismo. Como muy cercana al amateurismo fue su actuación de poca intensidad y mucha sensibilidad. Y lo son sus discos.

Pocos meses después de ese concierto, Toledo entró en un estudio para grabar “Twin Fantasy”, un álbum doble que recogía en una de sus rodajas las canciones que grabó en 2011 bajo el título de “Mirror to Mirror” y en la otra rodaja las nuevas lecturas correspondientes a 2016 a las que agrupó bajo el nombre de “Face To Face”. Es decir, un hermosísimo álbum con los mismos temas a los que dotó de distintos tratamientos.

Canciones íntimas, sencillas, de estribillos gustosos, construidas con sonidos espontáneos, con in crescendos conmovedores y letras que a base de causticidad tratan de cauterizar las heridas de los más débiles y las cicatrices de los más accidentados por los golpes de la vida. “My Boy”, “Sober to Death”, “Twin Fantasy”o “High To Death”, entre muchas otras, alivian el sufrimiento de las almas rotas.

Sello: Matador. Precio: 16. Discografía esencial: “Teens of Style”, “Teens of Denial”. Influido por: East River People, Jim James, Jason Molina.

Olden Yolk: folk rock inglés en Nueva York

Su debut hace pensar en Clientele componiendo en Manhattan

Si Clientele, nuestro amado grupo británico de pop onírico, se trasladara a Manhattan a pasar una temporada y compusiera canciones allí, sonarían igual que las que crea la nueva banda de Nueva York, Olden Yolk. Al menos es lo que se desprende de su fabuloso debut homónimo.

Folk, Pop, rock, psicodelia, todo lo que aparece en el álbum es de una belleza inaudita, la que surge de reformular sonidos ya clásicos con nuevos aires para oídos modernos. Fábulas antiguas expuestas con el frescor de lo nuevo, lo juvenil, lo entusiástico.

Canciones perfectas en su fondo y en su forma, narradas por bandas como Olden Yolk que asumen con respeto su tarea de modificar lo establecido, manteniendo la esencia. Y siempre tratando de mejorar el ánimo de los más perjudicados.

Sello: Trouble in Mind. Precio: 17. Influidos por: Clientele, John Martyn, Fairport Convention.

 

¿Te ha parecido interesante?

(+18 puntos, 18 votos)

Cargando…