¿Qué pretendían…?

14/05/2018

Josep M. Orta.

La elección del Quim Torra como presidente de la Generalitat ha levantado ampollas, insultos, amenazas e indignación.. Incluso el Gobierno hizo un largo comunicado plagado de descalificacions al discurso de investidura.

El Gobierno se une a las voces de los partidos constitucionalistas que Torra no será presidente de todos los catalanes. ¿Acaso lo es Rajoy de todos los españoles?. En democracia en las elecciones se presentan unos candidatos con un programa y unos ganan y otros pierden y teóricamente todos respetan el resultado u también teóricamente el investido tendría que cumplir las propuestas que hizo en campaña.

Esto parece que es verdad para todo el mundo excepto para los catalanes. El pasado diciembre se celebraron unas elecciones en la que los principales candidatos de algunos partidos las afrontaban en inferioridad de condiciones: estaban en prisión o en el exilio, incluso a uno lo sancionaron por hacer campaña. El Gobierno suspiró cuando las fuerzas independentistas aceptaron presentarse en unas elecciones que consideraban irregulares y se comprometió a respetar los resultados. Pero las fuerzas independentistas ganaron.

La oposición se rasgó las vestiduras y negó el derecho hasta cuatro veces la posibilidad de afrontar la investidura de diferentes candidatos. Incluso a uno de ellos -Jordi Turull- truncó su candidatura en la media parte y lo ingresaron en prisión.

Mientras Rajoy exigía una y otra vez la candidatura de una persona libre de cargas judiciales para poder levantar el estado de excepción que vive Catalunya. Pero cuando presentan un candidato que cumple estas exigencias, se rebelan y amenazan. ¿Que pretendían, que defendiera no su programa si no el de un partido que logró sólo cuatro diputados?

¿Te ha parecido interesante?

(+4 puntos, 4 votos)

Cargando…