Los accionistas de EDP esperan una subida de la opa lanzada por China Three Gorges

15/05/2018

Tania Juanes. La operación aparca la posibilidad de fusión de Gas Natural Fenosa y EDP por la que apostaba el anterior presidente de la energética española, Isidro Fainé. No obstante, algunos medios estiman que el Gobierno de Lisboa podría ser presionado para aceptar un socio europeo.

La oferta pública de adquisición de acciones lanzada por el grupo China Three Gorges (CTG) para tomar el control de EDP (ya cuenta con el 23% de las acciones) presenta los obstáculos que se han repetido en operaciones similares. En principio el mayor es la restricción del voto al 25% del capital, con independencia de la participación que un socio pueda tener, pero también el precio. Así el consejo de administración de EDP ha considerado que el precio ofrecido “no refleja adecuadamente” el valor del grupo luso.

Pero esas barreras son superables, y en esas posibilidades se basa el movimiento de  CTG, que no ha sido precipitado y que se esperaba desde hace meses. El grupo  asiático ha mantenido contactos con otros accionistas del grupo portugués -que controla la española Hidrocantábrico-. Y no es un obstáculo insalvable en la medida que ofrezca a fondos, bancos y minoritarios un precio más elevado que el inicial, que parece haber sido fijado para poderlo mejorar más adelante. Los accionistas españoles, provenientes de Cantábrico, son Masaveu y Liberbank, con más del 7%.

La empresa china, propietaria de la emblemática instalación hidráulica de las Tres Gargantas (que le dan el nombre), cuenta con otros ases de cara a un posible competidor que lanzase otra opa, y frente a posibles reticencias del Gobierno portugués -que es el regulador- a la toma de control de EDP.

Se trata básicamente de un plan de inversión para que el grupo luso crezca en otros países europeos, al convertirse en el buque insignia de los chinos en Europa a través de transacciones que pueden llegar a cerca de los 4.000 millones de euros. Y se trata también de liquidez y capacidad de financiación para mejorar el precio de la oferta. No obstante, algunos medios estiman que el Gobierno de Lisboa podría ser presionado para aceptar un socio europeo.

CTG tampoco parece despertar temores respecto a la gestión, según se refleja en la prensa de Portugal y en medios oficiales de ese país, que se vio obligado a vender participaciones públicas a raíz de su crisis financiera.

La opa se produce en una etapa de movimientos en el sector en Europa, como el acuerdo entre las alemanas Eon y RWE, y con la confrontación entre Iberdrola y la italiana Enel. También la francesa Engie se había interesado por EDP. Pero, además de a Portugal, al país que le afectará más en caso de salir adelante es a España. Y no sólo por ser propietaria de Hidrocantábrico, sino también porque se aparca la posibilidad de fusión de con Gas Natural Fenosa por la que apostaba el anterior presidente de la energética española, Isidro Fainé.

 

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando…