‘Los mariachis’: Crónicas de un pueblo

25/05/2018

Luis del Amo. Pablo Remón se consagra con esta divertidísima relectura de la España interior.

La llegada de Pablo Remón al teatro supone una excelente noticia. Guionista de cine, el dramaturgo ha encontrado sobre las tablas la simplicidad que el cine, con su complejo entramado industrial, le negaba. Un excelente punto de partida. Y una alegría para los aficionados al teatro, que ganan así el excepcional talento del escritor y director, rayano en la cuarentena.

El teatro de Remón se basa sobre dos elementos esenciales: texto y actores. Dos columnas que además se entrelazan, en una fase final del proceso de escritura, cuando el dramaturgo abre su obra a que los actores, mediante un juego de improvisaciones, remodelen el texto. Una posibilidad factible en el teatro, y mucho más complicada en el cine.

Remón maneja estos elementos en torno a algunos referentes estéticos, donde destacan el cine y el teatro anglosajón. Pero nunca pierde de vista el alma española, cuya sustancia da forma a unos personajes redondos, profundamente humanos, siempre con un pie puesto sobre la tradición y otro en la modernidad.

Así sucede en Los mariachis, la última producción de La abducción, la compañía fundada hace apenas cinco años por Remón. Una sensacional crónica negra, en clave cómica, que se mete en la piel de un político corrupto, y que, con su aguda capacidad de observación, un buen oído para los diálogos y una excelente labor de carpintería teatral, emociona y entretiene al público congregado en la sala negra de los Teatros del Canal de Madrid.

Puzzle gozoso

Mediante cinematográficos flash backs, esta magnífica reinterpretación del territorio interior español, donde apenas viven niños y cuyos habitantes se ven forzados a sobrevivir con cómicas granjas de avestruces, se articula en largas y emocionantísimas escenas, un lujo para los actores – Luis Bermejo, Israel Elejalde, Francisco Reyes, Emilio Tomé – , que exprimen a tope la oportunidad que les brinda Remón, y cuajan todos ellos una sensacional actuación

Un goce continuo que, hasta el 27 de mayo, puede verse en los Teatros del Canal. Y que pronto quedará ampliado, con el reestreno de El tratamiento, la última producción de Remón, la nueva estrella de la constelación teatral española, en los escenarios madrileños.

Muy recomendable.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.