Europa defiende a la aceituna negra de mesa española frente a los aranceles de Trump

13/06/2018

Miguel Ángel Valero. Las ventas a Estados Unidos suponen el 22% de la producción del sector, y superan los 70 millones de euros. La medida afectará a más de 300 empresas y, según la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, pone en peligro más de "dos millones de jornales".

La guerra comercial desatada por Donald Trump se cobra la primera víctima: la aceituna negra de mesa española. La Comisión Europea considera que la decisión de EEUU de aumentar hasta el 34,75% los aranceles a la importación de aceitunas negras de mesa procedentes de España es “inaceptable”.

“La decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos de imponer aranceles antisubsidios y ‘antidumping’ excesivamente altos y prohibitivos es simplemente inaceptable”, insiste el portavoz de Comercio del Ejecutivo comunitario, Daniel Rosario.

“Es una medida proteccionista que se centra en un producto de alta calidad exitoso y popular entre los consumidores estadounidenses. Ni la sustancia de la decisión ni el proceso están justificados”, añade.

La medida de Trump debe ser confirmada por la Comisión de Comercio Internacional de EEUU el 24 de julio. La International Trade Commission debe determinar, si como consecuencia de  esas ayudas y del ‘dumping’ supuestamente cometido, la industria productora de aceitunas negras estadounidense se ha visto seriamente
dañada. Si así fuera, las medidas definitivas se materializarían  probablemente en agosto de 2018. Bruselas precisa que “la Comisión Europea estudiará sus acciones a la luz de esta decisión”.

Bruselas ha lamentado además que los aranceles preliminares que Washington impuso hace unos meses “ya han tenido un impacto negativo importante sobre los productores españoles”, especialmente los andaluces. Rosario subraya que la Comisión Europea “ha defendido los intereses de los productores comunitarios de aceitunas, en cooperación con las autoridades españolas, desde el inicio del procedimiento”. En este marco se incluyen contactos “al más alto nivel político” en los que han participado la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, y el comisario de Agricultura, Philip Hogan.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos adoptó el 12 de junio las resoluciones definitivas que ponen fin a sus investigaciones ‘antidumping’ y antisubvenciones contra la aceituna negra de España, iniciadas en junio de 2017, lo que supondría la imposición de un arancel del 34,75%, desde el 21,60% provisional anterior.

Como consecuencia de la investigación antisubvención se impone un arancel medio del 14,75%, frente al 4,47% provisional establecido ennoviembre, mientras que a partir de la investigación ‘antidumping’ se impone un arancel medio del 20%, frente al provisional 17,13% establecido en enero.

Estos derechos, “inusualmente elevados y muy superiores” a los establecidos en la fase preliminar, han sorprendido enormemente tanto a la Comisión europea como al Gobierno español.

“Muy preocupante”

El Gobierno de España considera “muy preocupante” la decisión final del Departamento de Comercio de Estados Unidos y manteniene que las ayudas a los productores españoles de aceituna negra no distorsionan la competencia y son plenamente compatibles con los criterios de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

España defiende que las ayudas de la Políltica Agrícola Común (PAC) señaladas por EEUU están “desvinculadas de la producción y no son específicas”, por lo que no generan distorsiones al comercio internacional, son “plenamente compatibles” con la OMC, que las clasifica como ‘caja verde’, y no son muy distintas de las que EEUU concede en apoyo de su propio sector agrario.

El expediente antisubvención cuestiona fundamentalmente las ayudas de
la PAC, por lo que la Secretaría de Estado de Comercio ha trabajado con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la Comisión Europea, la Junta de Andalucía y otros organismos estatales y regionales, así como con el propio sector para facilitar, en plazos muy reducidos, la ingente información demandada por el Departamento de Comercio sobre las ayudas.

El inicio de estas investigaciones se produjo en junio de 2017, cuando las autoridades norteamericanas notificaron al Gobierno español la recepción de una queja planteada por la Coalition for Fair Trade in Ripe Olives, impulsada por los dos únicos productores americanos de aceitunas negras, ubicados ambos en California.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo está valorando junto con la Comisión europea las posibles acciones a emprender. Y el de Agricultura expondrá la situación en el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, que se celebrará el 18 de junio.

Industriarecalca que la imposición de medidas definitivas tendría un impacto “muy negativo” para el sector español, ya que en la práctica supondrían el cierre del mercado estadounidense, uno de los principales destinos de sus exportaciones. Las ventas a EEUU suponen el 22% de la producción del sector, con más de 70 millones de euros.

Dos millones de jornales

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, rechaza la “brutal subida” de aranceles a la aceituna negra y avisa que “dos millones de jornales andaluces” peligran en un sector compuesto por 300 empresas que exporta 70 millones de euros a EEUU.

La Comisión Europea tiene “herramientas” para hacer frente a esta situación, subraya Susana Díaz, que cree que a Trump hay que “pararle los pies porque ha empezado por la aceituna negra de mesa y serán otros muchos productos los que vengan en el futuro inmediato”. “”Trump ha elegido el camino proteccionista, de castigar y atropellar a las empresas que quieran tener intercambio con EEUU para poner en ventaja a los suyos. Hay que decirle que éste no es el camino y que este camino, evidentemente, también tendrá consecuencias”, enfatiza.

La presidenta de la Junta de Andalucía destaca que la decisión de EEUU “cuestiona la Política Agrícola Común”.

El 12 de junio el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, abordó con el ministro, Luis Planas, la urgencia de la comunicación con la UE para que se adopten medidas desde Europa.

Susana Díaz confía en la “sensibilidad” del ministro de Agricultura para que “se articulen” también mecanismos de apoyo para las empresas afectadas y a todos los trabajadores que se pueden ver perjudicados por una decisión “desmesurada, desproporcionada, que no tiene ningún sentido y a la que hay que plantar cara”.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…