Las empresas diversifican más sus fuentes de financiación

13/06/2018

diarioabierto.es. Adolfo Estévez, managing director de Axesor Rating, considera en la presentación del Anuario sobre Renta Fija y Financiación Alternativa IEB – Axesor 2018 que “cada vez más, en Europa hay más concienciación sobre las alternativas que existen a las tradicionales de origen bancario”.

El Anuario sobre Renta Fija y Financiación Alternativa IEB – Axesor 2018 subraya la necesidad de las empresas de diversificar sus fuentes de financiación. Adolfo Estévez, managing director de Axesor Rating, considera que “cada vez más, en Europa hay más concienciación sobre las alternativas de financiación que existen a las tradicionales de origen bancario”. Además de destacar iniciativas de éxito, como el MARF, que está siendo una plataforma clave para permitir a empresas de cierto tamaño acceder a los mercados institucionales, Estévez va más allá de la emisión de bonos: “Hay otras alternativas, como pueden ser el direct lending, que ha irrumpido con fuerza en los últimos años, o incluso la financiación vía equity, que puede ser una manera importante de reforzar el patrimonio de una empresa de cara a una posterior emisión de deuda”.

El directivo de Axesor explica que en España quedan pocas empresas relevantes que no se hayan planteado la diversificación de sus fuentes de financiación como una cuestión estratégica. “Este cambio de actitud está fundamentado en la más que evidente ventaja competitiva que supone acceder a los mercados institucionales para complementar la financiación de sus bancos de referencia.  Nuestra visión es que el futuro pasa por aprovechar las alternativas de financiación disponibles en el mercado, que además resultan en un win win entre los bancos tradicionales y los clientes, donde los primeros generan fees al intermediar la financiación entre sus clientes y los inversores institucionales, mientras que las empresas acceden a una tipología de inversor que generalmente está dispuesto a aceptar plazos más largos y estructuras de amortización de principal”, explica Estévez.

El informe destaca que el inversor institucional, además de su papel tradicional en los mercados de bonos, está empezando a prestar de forma directa a las empresas, para intentar lograr generar algunos puntos básicos más de rentabilidad. Los inversores institucionales más sofisticados están constituyendo grupos especializados para analizar nuevas oportunidades de inversión de forma directa, fomentando el mercado de direct lending. Ejemplo de este fenómeno en España es el interés de fondos especializados en los proyectos de las nuevas subastas de energía, así como en el plan de inversiones en carreteras.

Jokin Cantera, socio de Debt Capital Markets de PKF Attest, resalta las ventajas de la financiación a través del mercado de capitales: “Además de competitiva en costes, suele ser en términos relativos más estable, transparente y estándar”.  “Adicionalmente, el hecho de poder acceder a un universo de financiadores muy diverso en número y heterogéneo por perfil permite conseguir una mayor estabilidad en volúmenes y precio, factores clave a la hora de elegir el tipo de financiación, como muchas empresas ya han podido comprobar por experiencias pasadas”, añade.

Para Javier López Bernardo, analista senior de Crédito en BrightGate Capital, las acciones de los bancos centrales se han convertido en una de las mayores fuentes de demanda de activos refugio.

El impacto de MiFid II

El impacto de la entrada en vigor de MiFID II es otra de las cuestiones centrales del Anuario. Úrsula García, Of Counsel de FinReg 360, destaca que, es, sin lugar a duda, la norma que supone mayores cambios para la operativa de renta fija. “Mejorar la transparencia es uno de los claros objetivos de MiFID II. Con la nueva regulación, se pretenden limitar las operaciones bilaterales OTC al introducir nuevas formas de negociación, nuevos centros de negociación, nuevos mecanismos de formación de precios”, explica.

En este contexto, la normativa favorece la migración de la operativa de renta fija hacia sistemas multilaterales de ejecución, ya que, de no hacerlo así, las entidades deben cumplir con nuevos requisitos muy exigentes de transparencia pre y post negociación, así como con requerimientos de justificación de la mejor ejecución, que obligan a llevar a cabo costosos proyectos de implantación tecnológica. La MiFID II, con sus nuevos requisitos de transparencia, acelerará esta transformación de la estructura de mercado.

Javier de Diego González, coordinador del Anuario, analiza la financiación de los “Project Finance” destacando que ésta ha ido evolucionando desde un modelo basado en la financiación directa a la utilización de activos desintermediables, como son los bonos y las obligaciones. Se estima que más del 12 % de la financiación de los “Project Finance” se realiza por medio de la emisión de bonos. “Son los sectores energéticos y de infraestructuras los que lideran este tipo de operaciones”, destaca.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…