Seis pasos para integrar la economía circular dentro de la estrategia empresarial

04/07/2018

Adoración Delgado. El Grupo de Acción en Economía Circular de Forética propone una hoja de ruta para las empresas.  //  “Cerrar el círculo. El business case de la Economía Circular” (pdf)

Forética y el Grupo de Acción en Economía Circular han presentado el informe “Cerrar el círculo. El business case de la Economía Circular”, donde se propone una hora de ruta para integrar la economía circular en la estrategia empresarial. El documento, dirigido sobre todo a las empresas que todavía no han comenzado a avanzar hacia el modelo circular, recoge seis pasos que pueden seguir las compañías.

Primero se trata de identificar los riesgos de seguir operando en una economía lineal (riesgos de mercado, operacionales, regulatorios y de negocio) para después llegar a un compromiso interno y un plan de acción.

Oportunidades de la cadena de valor del residuo

Se estima que el impacto económico que la transición hacia la economía circular tendría en el tejido empresarial supondría un aumento del 8% del volumen de negocio anual y un ahorro neto anual de 600.000 millones de euros, según el Plan de Acción en Economía Circular de la Comisión Europea.

Germán Granda, director general de Forética, subraya que “el cambio de una economía lineal a circular no solo supone cambios significativos a nivel social y económicos, sino que permite la aceleración del crecimiento empresarial y una mejora de la competitividad”.

El estudio presentado por Forética y el Grupo de Acción en Economía Circular analiza los riesgos de la economía lineal y destaca las mejores prácticas de integración de las nueve empresas que componen este grupo: Ecoembes, Endesa, Naturgy, Ikea Ibérica, ING, LafargeHolcim, Nestlé, OHL y Unilever.

Los seis puntos identificados en la hoja de ruta son los siguientes:

  1. Conoce, difunde e inspírate para la acción. El primer paso es conocer el punto de partida, identificar los riesgos asociados a una economía lineal y las fortalezas y oportunidades que ofrece la economía circular para el sector y la organización empresarial. Además, hay que difundir, concienciar y compartir en la compañía las ventajas y el compromiso para avanzar hacia un modelo circular. También recomienda inspirarse en las buenas prácticas de otras organizaciones y en los casos de éxito.
  2. Comprométete. Hay que hacer visible el compromiso interno desde el máximo nivel de la organización y también de forma externa, para que quede patente la voluntad de contribuir con un desarrollo sostenible.
  3. Planifica y actúa. Una vez logrado el compromiso de la alta dirección y la convicción interna de que hay oportunidades claras al avanzar hacia un modelo circular, llega el momento de planificar cómo se hará ese cambio. Se propone priorizar proveedores que contribuyan a logar esa “circularidad” de la organización para asegurar que las materias primas, los materiales y los componentes sean lo más renovables y reutilizables. Además, habrá que diseñar con visión de futuro, maximizando el valor de los productos existentes y alargando su vida útil. El concepto de residuo cambia en una economía circular, ahora se concibe como un potencial nuevo recurso, por lo que habrá que implementar sistemas de recuperación de esos recursos a través del reciclaje y la reutilización para darle una nueva vida a los residuos. Todo ello supone repensar el modelo de negocio, un cambio que podría incluir desde nuevos incentivos para las personas integrantes de la organización hasta la oferta de servicios adicionales asociados a los productos o el cambio de productos por servicios. El cambio de modelo incorporará la tecnología como aliado clave (big data, blockchain, identificación por radiofrecuencia, impresión 3D, robótica, tecnologías de diseño modular, materiales biológicos o energía a partir de biomasa). Para conseguir este ecosistema circular será necesario comenzar a pequeña escala para después crecer de manera gradual.
  4. Busca tus aliados, dentro y fuera. Una organización comprometida con el cambio de modelo necesitará el apoyo y la involucración de todos los departamentos y que todos trabajen de manera conjunta en la cadena de suministro. Además, la adhesión a plataformas, iniciativas o proyectos de otros grupos de interés puede resultar una herramienta muy potente para avanzar hacia el nuevo modelo.
  5. Mide tu progreso y busca la ambición. No existe un marco de referencia que sea común y que permita medir la “circularidad” de las organizaciones, aunque se está trabajando en ello, por lo que la mayor parte de las organizaciones ha optado por definir un marco propio. En cualquier caso, la medición del progreso y seguimiento de las acciones vinculadas con la transición hacia una economía circular es clave para asegurar su eficacia.
  6. Comunica. La comunicación de las acciones vinculadas con la sostenibilidad son clave en la gestión empresarial. Puede hacerse a través de la página web, la memoria de sostenibilidad, las redes sociales o la participación en foros y eventos, entre otros. Tampoco hay que descuidar la comunicación interna, crucial a la hora de involucrar a las personas que componen la organización.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…