Un cierto olor a fascismo

08/10/2018

Josep M. Orta.

Últimamente los partidos cuyo objetivo es derrocar el gobierno de Pedro Sánchez se les calienta la boca más de la cuenta. Ello despierta sentimientos ocultos durante muchos años y a los demócratas al oir determinados planteamientos se nos pone los pelos de punta recordando -los que tenemos cierta edad- épocas que nos gustaría olvidar.

Vox dio el pasado domingo una campanada en Madrid al llenar la plaza de toros de Vistaalegre. La formación ultraderechista, a la chita callando, no sólo se va haciendo un espacio en el arco político español si no que arrastra a sus planteamientos a partidos como Podemos (que no ha mucho se definía de centroizquierda) o el PP (que aspiraba a ser un partido de centro cuando no tenía a nadie a su derecha).

Uno oyendo determinados planteamientos y canciones habituales en estos actos no puede menos que recordar a su niñez, cuando la jornada empezaba en el patio del colegio cantando el himno español con letra de Pemán y el Cara al sol, o los textos -Aprendiz de hombre- de aquella nefasta asignatura que se llamaba Formación del Espíritu Nacional, donde se hablaba del “ausente” y de la gloriosa cruzada que liberó España de las hordas comunistas. Y recuerda el olor de sacristía que embadurnaba la vida social mientras había quien se paseaba bajo palio, o libros como los que hablaban de la mujer hacendosa, en casa con la pata quebrada cuya misión era cuidar a su marido y llevar hijos al mundo.

Hay diferencias, claro está.Antes salíamos a la calle con huchas para convertir a los negritos el día del Domund por que España no era racista. Hoy vemos que no éramos racistas mientras los teníamos lejos.

Estos planteamientos, para algunos partidos, siguen proclamándolos en sus acalorados mítines, cosa que me parece perfecto, lo que me asusta es que tengan audiencias importantes. Y para ello no dudan en hacer apología de la violencia, unos directamente y otros sutilmente, mientras las fuerzas policiales parecen hacer la vista gorda ante unos episodios cada día más frecuentes protagonizados por aquellos que defienden el “a por ellos”.

En la vida política española hay muchas cosas que vuelven hacer un cierto tufo a fascismo…

¿Te ha parecido interesante?

(+5 puntos, 5 votos)

Cargando…