Competencia acusa a las grandes constructoras de repartirse la obra pública

11/10/2018

diarioabierto.es. Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL, Sacyr e Isolux Corsán habrían constituido un grupo "estable y formal" en el que, semanalmente, trataban la preparación de ofertas técnicas para concurrir a contratos.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente sancionador contra las grandes constructoras tras detectar “indicios racionales” de que constituyeron un cártel para intercambiar información y restringir la competencia en la licitación de obras de infraestructuras públicas.

Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL, Sacyr e Isolux Corsán, a través de sus respectivas filiales constructoras, son las siete compañías investigadas por Competencia, que ha llevado a cabo inspecciones en las sedes y oficinas de cuatro de ellas.

La CNMC explica que el expediente tiene su origen en “determinada documentación” encontrada durante la instrucción de otra investigación que no tiene nada que ver con el caso investigado.

Ante esta información, y la documentación recabada en los registros, Competencia concluye que “existen indicios racionales” de que estas compañías cometieron “posibles infracciones” de la Ley de Competencia.

Según la CNMC, estas siete constructoras habrían constituido un grupo “estable y formal” en el que, semanalmente, trataban la preparación de ofertas técnicas para concurrir a contratos de obras licitados por distintas Administraciones públicas. De esta forma, sopesaban si concurrían conjuntamente a distintos aspectos técnicos de los proyectos.

Estas prácticas suponen la conformación de un cártel para acuerdos e intercambios de información entre empresas con el fin de restringir la competencia.

La investigación de los cárteles constituye uno de los principales objetivos de la CNMC, al considerar que presentan “graves consecuencias” para los consumidores y el correcto funcionamiento de los mercados.

Competencia recuerda que a partir de ahora se inicia un periodo máximo de 18 meses para instruir el expediente, cuya apertura no prejuzga el resultado final de esta investigación.

El cártel de las basuras

Las grandes constructoras se enfrentan a este expediente después de que algunas de ellas estén también incluidas en el denominado ‘cartel de las basuras’ que la CNMC decidió reabrir en mayo después de que la Audiencia Nacional anulara la resolución que dictó en 2015 por la que impuso una histórica multa de 98 millones.

En este caso, el primero en el que Competencia reabre un expediente, la investigación afecta a 51 compañías, entre las que figuran FCC, Sacyr, Ferrovial y Urbaser, exfilial de ACS y actualmente en manos de un grupo chino.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…