Consagrados y a punto de serlo

26/10/2018

Luis Picabia. Led Zeppelin y  The Goon Sax muestran dos facetas diferentes y complementarias del pop rock más excepcional.

Cuando Led Zeppelin tomaron el mundo

Reeditan “How The West Was Won”, uno de sus mejores directos

Ni Beatles, ni Stones, ni Killers ni Coldplay, la banda más icónica, legendaria, con más fieles seguidores y con giras más multitudinarias fueron Led Zeppelin. Y tanta pasión, es merecida. Los directos de los Zepp combinaban sabiamente el vértigo con la calma; el salvajismo con la sensibilidad, el rugido con el susurro y la improvisación con la técnica instrumental. Todo ello y más se saborea en uno de sus mejores directos:  “How The West Was Won”.

Recientemente se ha reeditado el disco, cuya primera aparición es de 1972 recogiendo sus actuaciones en Los Angeles y Long Beach. Se publica en formato de varios lps y en cd. En este caso tres, con 18 canciones que incluyen himnos tan universales como “Inmigrant Song”, “Stairway To Heaven”, “Whole Lotta lOve”  o “Black Dog”.

Mención aparte merecen las interpretaciones de “Dazed and Confused”, que alcanza los 25 minutos porque la banda es consciente de que está tocando el cielo con voz e instrumentos. O  esa joya en forma de blues llamada “Since I´ve Been Loving You”, en la que la banda demuestra que si además de rudeza, volumen y velocidad hay que meterle sensibilidad al turbo, nadie lo ha hecho como Robert Plant, Bonham, John Paul Jones y Jimmy Page. Este, por cierto, se encarga de producir, remasterizar y supervisar esta excepcional  maravilla.

Sello: Atlantic. Precio: 15. Discografía: “I”, “II”, “III”, “IV”. Influidos por: Robert Jonhson, Muddy Waters, John Lee Hooker. Influyen en: Barón Rojo, Soga, Obús, Santa.

 

Goon Sax: la música australiana recupera protagonismo

El trío de Brisbane reanima la llama de Go-Betweens.

La música australiana casi siempre ha estado a la cabeza del pop rock mundial, muchas veces emparejándose en importancia con la de Estados Unidos e Inglaterra. Recordemos a Easybeats, Bee Gees, Church, The Saints o los míticos Go-Betweens. Tras un pequeño paréntesis, ha vuelto a recobrar el protagonismo. Ahí están Courtney Barnett , Tame Impala o Rolling Blackouts C.F. y  los muy destacados The Goon Sax.

Con su álbum “We´re Not Talking” han heredado el estilo Go-Betweens. No solo porque creen canciones similares en belleza, emotividad y capacidad de seducción a las de Betweens.  O porque empleen cuartetos de cuerda. O porque las acústicas suenen como almíbar. O  porque forme parte de la banda uno de los hijos de Robert Forster, el 50% de los Betweens. Es porque, además,  el otro cantante de Goon Sax tiene una forma de frasear que trae a la memoria como lo hacía el otro 50% de aquellos, el genial y malogrado Grant McLennan.

Por eso se le saltan a uno las lágrimas cuando escucha “Til The End”, “Love Lost”, “Make Time 4 LOve”, “Get Out”, “Strange Light”, “We Can´t Win” (puro Jonathan Richman) o “Somewhere In Between”, título con el que quieren demostrar que están muy orgullosos de sus influencias, sus padres y la música de un país dotado para el pop rock.

Sello: Wichita. Precio: 18. Disco: “Up To Anything”. Influyen: Go-Betweens, J.Richman, Bats.

 

¿Te ha parecido interesante?

(+13 puntos, 13 votos)

Cargando…