Think Punk empuja al lector a ser creativo e irreverente, en la vida y en la empresa

24/10/2018

Susana de Pablos. Entrevistamos a su autor, Ecequiel Barricart, asesor de futbolistas de élite.

En su nuevo libro Think Punk (Ed. Urano, 2018) el especialista en marca personal y comunicación Ecequiel Barricart plasma un nuevo método rupturista, radical e inspirador que apuesta por la creatividad y la intuición como respuesta a los actuales tiempos de confusión y caos. “En un mundo aburrido y cansado, atrapado en un caos descorazonador, muy parecido al que vio nacer el punk en la década de 1960, surge Think Punk, una forma distinta de entender la vida y la empresa, creativa, alejada de convencionalismos paralizantes”, destaca en su promoción. Y añade: “La filosofía Think Punk propone recuperar el desafío y la espontaneidad del punk para declarar una revolución en la propia experiencia y, desde ahí, proyectar el cambio a nivel global”. Atrevido y provocador, el autor brinda secretos e inspiración para llevar a la práctica ideas, proyectos y desafíos desde esta metodología. Una nueva mentalidad para salir del desencanto, cortar radicalmente con el lado más gris de la actualidad y pasar a la acción desde la absoluta fidelidad a uno mismo.

Barricart dice de su filosofía Think Punk que es “un pensamiento radical, sin medias tintas, valiente, reivindicativo, provocativo, que empuja a los individuos a ser creativos y a participar en el mundo desde su corazón. Se trata de recuperar nuestro propio código de expresión y sus emociones”. Y sostiene que en su libro trata de “pensar soluciones radicalmente contrarias; un pensamiento creativo basado en el punk que pueda ser útil en cualquier proceso de creación e íntimamente necesario en tiempos como los que hoy vivimos, en los que los efectos de la poscrisis están haciendo que cedamos el liderazgo al caos y la mediocridad. Se trata de ser radicales, de pasar a la acción, de provocar y romper el sistema para salir del caos. Think Punk es el antimétodo para la vida, los proyectos y la empresa”. Estas son las seis reglas de Barricart para pensar punk:

  1. El nuevo punk es el amor
  2. Tu mundo no es el mundo
  3. Reivindica tu locura, la creatividad frente a la mediocridad
  4. Rompe las reglas, lidera. ¡Hay que reinventarlo todo!
  5. Las emociones son sexis y generan adeptos.
  6. El futuro es ahora.

Ecequiel Barricart, autor de ‘Think Punk (Ediciones Urano, 2018).

Barricart es asimismo autor de libros como Tú eres Dios y tu marca personal tu religión (Alienta Editorial, 2014) o El tigre, el oso y el dragón, (Ed. Urano, 2017), fábula que escribió en colaboración con Andrés Pascual. Y su historia está forjada de música, medios de comunicación y creatividad, un recorrido que lo llevó a crear en el año 2000 You Media, la agencia de diseño y comunicación líquida que reúne sus pasiones. También es socio y director creativo de Dragoon Sportbrands 2.0, firma dedicada al diseño de marca y comunicación 2.0 de futbolistas de élite. Lo entrevistamos.

♦ diarioabierto.es: Usted es el fundador de You Media. Para demostrarnos que su filosofía es un éxito, ¿podría facilitar los datos de facturación de los últimos tres años?
Ecequiel Barricart: Pues no. Entre otras cosas porque medir el éxito de una empresa por sus datos de facturación me parece un error. No obstante, le diré que no me quejo.

♦ diarioabierto.es: También es socio y director creativo de Dragoon SportBrands 2.0. ¿Podría compartir algún ejemplo de la aplicación de la filosofía Think Punk en la promoción de alguno de los deportistas de élite a los que asesora?
E.B.: Buscamos que nuestros futbolistas sean —en su comunicación— espontáneos y que traspasen la línea de la comunicación deportiva, mostrándose como personas capaces también de inspirar a otros por sus valores y principios.

diarioabierto.es: En su libro escribe ‘los punkis no tenían guerra, lo suyo era el caos’. Sin embargo, dos páginas después, se refiere a un elemento de la iconografía punk: ‘Un simple imperdible era capaz de representar la lucha contra el consumismo desaforado y el seguimiento a las modas de entonces’. ¿No le parece que ambas referencias son contradictorias?
E.B.: Cuando hablo de “guerras” me refiero a una forma activa de trascender en lo personal frente a la vida, principalmente. La necesidad de dar sentido a nuestra existencia, de encontrar un motivo emocionante por el que vivir. En el caso del punk la idea era más bien dar por saco sin más.

♦ diarioabierto.es: ¿Cómo se pueden facilitar ideas para incrementar la creatividad —útiles también para el mundo del marketing—, utilizando para ello el ideario punk, que es contrario al consumismo?
E.B.: Mi filosofía es “Think Punk”, no punk. Me he permitido rescatar del punk algunos principios que me parecían muy necesarios y útiles para crear mi Think Punk, como son la espontaneidad, la radicalidad, el vivir el ahora con intensidad más allá de lo que pueda venir en un futuro. Cuando pensé en mi libro tenía claro que se iba a titular así, pero relacionando la palabra “punk” con la palabra “locura”, algo así como “piensa a lo loco”. Conforme fui avanzando en el proyecto me fui interesando cada vez más por el movimiento punk del que adoro muchísimas cosas y del que no comparto otras tantas.

En cuanto a la creatividad, para mí es una palabra que tiene un valor muy superior al propio del marketing, del que ni mucho menos reniego.

♦ diarioabierto.es:  Llama la atención que haya preferido elegir la filosofía punk para llegar a entender la vida y  la empresa de una forma distinta, creativa, alejada de los convencionalismos paralizantes, en lugar de optar por el ideario hippy, vinculado a una generación que proclamaba el amor libre, que luchó contra la mediocridad establecida, las tradiciones anacrónicas, una guerra devastadora e injusta, la de Vietnam, y que fue capaz de organizar y disfrutar de conciertos como el Festival de Woodstock. Curiosamente, usted los califica en su libro a los hippies de tristes…
E.B.: ¿Think Hippy? No, para nada. Think Punk posee una actitud más irreverente y provocativa frente al mundo actual. En todo caso le diré que soy ciclista y que suelo meterme mucho con los runners, no tanto por molestar al colectivo, sino por tocar los huevos a mis amigos corredores. En el caso de los hippies me pasa un poco lo mismo.

♦ diarioabierto.es: Usted aboga por vivir el presente y sostiene: ‘No podemos hacer pensando que el día de mañana vamos a recoger la siembra porque mañana viene un tornado y donde había un huerto te encuentras con una pista de tenis o un helipuerto’. ¿No le preocupa que ese mensaje pueda favorecer que los promotores de nuevos negocios dejen de pensar en el impacto que éstos puedan llegar a causar en el largo plazo?
E.B.: En absoluto, en mis libros dejo muy claro lo que opino sobre la especulación o las personas y/o empresas sin alma, cuyo objetivo es solo acumular dinero por encima de todo. A lo que me refiero es que el futuro, tal y como están las cosas, está asentado en la incertidumbre. Por lo que es mejor que pongamos nuestro foco en el presente sin pensar si mañana vas a seguir siendo carpintero como en este momento (carpintero de los buenos, no de esos que van matando gente a martillazos y tal).

♦ diarioabierto.es: En su libro dice del tema musical de Iggy Pop I wanna be your dog (yo quiero ser tu perro) que es “una de las canciones de amor más sinceras de la historia de las canciones de amor”. ¿No cree que Iggy Pop perdió gran parte de su carisma, de su aura artística, al aparecer en el anuncio de un agua tónica de gran renombre?
E.B.:  Iggy es dios, puede hacer lo que le dé la gana.

Más información
⇒ Seguir en Twitter a @ECEQUIEL_, a @YOU_MEDIA y a @DragoonTW

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.