Las diez claves más significativas de la EPA

26/10/2018

Carlos Martínez.

Como era de esperar en base, por un lado, a los datos recibidos durante los meses de julio, agosto y septiembre de los Servicios Públicos de Empleo Estatal y, por otro, a la evolución de los datos económicos internos y externos, los resultados que arroja la encuesta de población activa (EPA) en este tercer trimestre han sido, en líneas generales, los peores de los últimos años.

Como datos más importantes destacamos que el paro ha descendido hasta el 14,5% de la población, que se han creado 183 mil empleos (peor dato desde 2015) y que el paro ha bajado en 164 mil personas (peor dato desde 2014), dejando la cifra total en 3.326.000 desempleados, siendo el mejor dato desde 2008.

Vamos a analizar los 10 aspectos más importantes de esta EPA:

En primer lugar, el ritmo de caída del empleo, donde vemos, de acuerdo con los datos anteriores cómo el mercado laboral sigue sufriendo una leve ralentización. Aun a pesar de lo anterior, es importante destacar que en el último año el paro ha descendido un 10,8%, con una caída de 405 mil personas.

Además, la tasa de paro, uno de los mejores datos que hemos conocido en el día de hoy. Donde se refleja que España ha conseguido dejar la tasa de paro en un 14,5%, cifra desconocida desde diciembre de 2008 y que supone una caída del 1,9% con respecto a la cifra de hace un año.

Pero al analizar las cifras nos surge la siguiente pregunta, ¿a quién está favoreciendo más la recuperación? En este punto casi todas las noticias son buenas para los colectivos más vulnerables. Aunque el número de jóvenes menores de 25 años desempleados ascendió en 6 mil personas, el dato es bueno porque, pese al repunte, la tasa de desempleo se redujo en 1,6% con respecto al trimestre anterior debido a la evolución de la actividad, es decir, que el número de activos se ha incrementado notablemente hasta el 6,3%. Además, en este apartado es importante destacar los más de 70 mil nuevos ocupados mayores de 55 años.

Por último, debemos significar que las grandes perjudicadas de esta tercera EPA han sido las mujeres, de los 183 mil puestos creados, sólo 49 mil corresponden a mujeres, sin duda nos queda mucho trabajo por hacer.

Por otro lado, ¿qué sectores han creado más empleo? Como suele ser habitual en esta EPA, la mayor parte de los empleos creados corresponden al sector servicios con 210 mil empleos. La buena noticia viene, también, por el excelente comportamiento que ha tenido la construcción (+ 24 mil empleos) y, en menor medida, la industria (+ 2 mil empleos). En el lado contrario, y como es habitual por la estacionalidad la agricultura perdió 54 mil empleos.

En cuanto a los hogares con todos sus miembros desempleados, otra buena noticia. Los hogares con todos sus miembros en paro bajaron un 2,6% con respecto al trimestre anterior. En el último año, los hogares con todos sus miembros en paro descendieron en más de 110 mil; sin duda, un síntoma claro de la recuperación del empleo iniciada hace 5 años.

Pero, ¿dónde se ha creado más empleo? En esta EPA nos ha llamado la atención el excelente comportamiento de Baleares y Castilla la Mancha, seguido de las ya tradicionales Cataluña, Canarias y Comunidad Valenciana.

Mientras la población activa, en este punto parece que la tendencia sigue mejorando, los extranjeros están volviendo y esto ha supuesto un repunte de casi 20 mil nuevos activos, alcanzando los 22,8 millones, lo que supone un aumento de 73 mil personas en el último año.

En cuanto a los ocupados, es sin duda el dato que más impacto tiene en nuestra economía, superando por primera vez desde 2008 los 19,5 millones de ocupados. Esto es vital para el mantenimiento de nuestro bienestar, acercándonos poco a poco a los deseables 20 millones de empleados.

Si lo analizamos por los tipos de contrato, los asalariados aumentan este trimestre en 176 mil. Los que tienen contrato temporal se incrementan en 151 mil, los de contrato indefinido en 25 mil, lo que supone un 15% del total. La mayor parte del empleo lo ha creado el sector privado con 134 mil, frente a 49 mil empleos públicos. Debemos destacar en este punto que mientras el empleo privado ha subido un 0,8% con respecto al trimestre anterior, el empleo público lo ha hecho al 1,6% y como es lógico esta tendencia hay que vigilarla estrechamente por el impacto que tiene para las arcas públicas.

De cara al siguiente trimestre las perspectivas indican que este año la campaña navideña será algo más modesta que otros años en lo que a la creación de empleo se refiere y acabaremos el año con una tasa de paro del 14,8%. Necesitamos mejorar tanto la cantidad como la calidad del empleo si queremos consolidar el mercado de trabajo español.

Carlos Martínez es presidente de  IMF Business School

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…