Cesce avisa que la desaceleración en el comercio afectará al crecimiento económico

29/10/2018

diarioabierto.es. Desde la salida de la crisis "estamos en una situación de montaña rusa”, en la que se ha pasado de una “situación optimista en el año 2017 a otra preocupante”, afirmó María José Hernando, jefa de la Unidad de Riesgo País, en el Foro Diálogos de Internacionalización.

La desaceleración que se está produciendo en el comercio internacional va a afectar al crecimiento económico mundial, pero las empresas deben seguir saliendo a los mercados exteriores a pesar de los elementos desestabilizadores que se ciernen sobre las relaciones comerciales y la globalización. Es el mensaje lanzado en el Foro Diálogos de Internacionalización, celebrado en la escuela de negocios ESADE y organizado por Gestión Press.

Desde la salida de la crisis “estamos en una situación de montaña rusa”, en la que se ha pasado de una “situación optimista en el año 2017 a una situación preocupante para la evolución del comercio internacional”, afirmó María José Hernando, jefa de la Unidad de Riesgo País de Cesce. Recuerda que la recuperación del comercio internacional ha sido decisiva para el crecimiento económico. Pero reconoce que ahora una posible ralentización de éste puede afectar “de forma generalizada al crecimiento”.

María José Hernando destaca la necesidad de que las empresas conozcan aspectos esenciales como el riesgo político o la seguridad jurídica de los mercados a los que se dirigen, y subraya que “lo que hacemos en Cesce es conocer cuáles son las tendencias de la economía internacional”.

Factores como el auge del proteccionismo, el estancamiento de los tratados comerciales, el Brexit, la subida de los tipos de interés o el alza de los precios del crudo son los factores distorsionantes del comercio y la inversión internacional. José Antonio Teijuelo, director de Internacional y desarrollo corporativo de Informa D&B, enfatiza que esos factores hacen que “la nueva normalidad en el comercio internacional sea la ausencia de reglas”. Las nuevas tecnologías “han ayudado a esta situación y los escenarios son imprevisibles”.  Por ello, la clave “no es disponer de más o menos información, sino saber extraerla para conseguir la satisfacción y la experiencia del cliente”

Para hacer frente a esta imprevisibilidad José Luis Martín, CEO de Bussines Go On, resalta que las empresas “necesitan una información dinámica”: “Nos interesa saber no lo que hay ahora en un mercado, sino lo que va a haber en ese mercado”. “Las empresas no tienen que ser reactivas sino predictivas”, añade. “La mejor información que puede tener una empresa para fidelizar al cliente es conocer su grado de satisfacción”, concluye.

José Terreros, director general de IMEX, insiste en que “la información es el instrumento que nos va a dar la posibilidad de una estrategia de internacionalización con garantías de éxito”. Pero avisa que “la información no es sólo hacer acopio de datos sino que su valor está en el correcto manejo que se haga después de ella”.  La satisfacción del cliente “se obtiene cuando la información sirve para incrementar su cuenta de resultados”.

María José Olmeda, responsable de Negocio Internacional de Globalcaja, destaca la importancia que tiene para las empresas el conocimiento de la normativa internacional. Esw fundamental “asegurar el riesgo del tipo de cambio”. Las empresas deben, al iniciar su actividad en el exterior, estar el corriente de las decisiones políticas y de las informaciones económicas. Para hacer frente a las incertidumbres, recomienda a éstas “diversificar mercados y aprovechar las ayudas que ofrece la Unión Europea”.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.