SmartKeeper: ciberseguridad física o cómo bloquear los puertos del sistema informático en las empresas

05/11/2018

Marta Villalba. Estos dispositivos añaden un nivel extra de seguridad mediante llaves maestras personalizadas para cada cliente.

Cuando hablamos de proteger los dispositivos de programas de malware o intrusos, siempre lo asociamos con un software. Sin embargo, también es posible la seguridad física que impide el acceso a los puertos de los equipos. El fabricante SmartKeeper es una de las compañías punteras que se dedica a ello y acaba de llegar a España.

La empresa lleva desde 2011 dando soporte a 500 empresas de todo el mundo, entre ellas multinacionales tecnológicas, entidades financieras, agencias públicas y privadas y otras organizaciones como la NASA o el departamento de Defensa de Estados Unidos. Hace un año, ha empezado a expandirse por el mercado europeo.

Sus dispositivos bloquean los puertos E/S, USB, de red (unidades ópticas, impresoras, servidores…), de fibra y cualquier otro para evitar filtraciones de información crítica, espionaje industrial o entrada de virus, entre otros riesgos. También permite asegurar y administrar las interfaces de TI dentro de edificios, salas de fabricación o áreas públicas y locales a través de bloqueos en hardware.

“Una vez que has introducido el dispositivo, no lo puedes sacar. Para desbloquearlo es necesaria una llave maestra, que lleva una codificación individualizada para cada cliente y solo tienen las personas autorizadas”, explica Sergio Ruiz, responsable de IT Branding, distribuidora en España y Portugal. La empresa se registra en el sistema de SmartKeeper y queda alojada una copia de la llave en una base de datos en la base central en Corea. La compañía trabaja por proyectos. Se diseñan a la medida de las necesidades de la empresa. La llave maestra, que integra una luz, cuesta 53 euros (más IVA) y los protectores 5 euros (más IVA). No requiere la instalación de software.

“El producto Link-Lock evita la inserción de dispositivos USB no autorizados, así como la extracción de dispositivos USB autorizados. Solo las personas autorizadas pueden desbloquear Link-Lock con la llave SmartKeeper lo que proporciona una solución óptima para administrar y proteger los periféricos y dispositivos USB”, explica la compañía.

Otros de los productos que comercializa esta empresa no requieren llave, son para inutilizar el puerto USB, bloquearlo para siempre. Una vez que se pone, ya es imposible de quitar (a no ser que se rompa la carcasa del portátil o el PC).

En su catálogo de seguridad física, SmartKeeper también cuenta con una especie de candado para el portátil con el que queda siempre atado. Se llama Notebook USB Lock y es un cable de seguridad que se introduce en el puerto USB y lleva una combinación con números. Para bloquear las unidades ópticas, Odd Lock, que se instala muy fácilmente.

Así como protegemos nuestra casa con una puerta blindada, la seguridad física es el primer paso para proteger los sistemas informáticos y un complemento a las soluciones de software.

¿Te ha parecido interesante?

(+9 puntos, 9 votos)

Cargando…