Desde Metricson damos cinco consejos a los ‘business angels’ para invertir en ‘startups’

06/11/2018

Luis Gosálbez, socio director. Las inversiones en 'startups' están en continuo crecimiento en España.

Cada vez más inversores privados o business angels apuestan por diversificar apoyando a empresas emergentes. Pero ¿qué hay que tener en cuenta antes de invertir en una startup? ¿cuánto hay que invertir y cómo saberlo? Como especialistas en el asesoramiento legal integral a negocios tecnológicos e innovadores, en Metricson pensamos que es muy importante, antes de invertir, tener en cuenta estos factores:

  • Minimizar el riesgo. En primer lugar, hay que saber cuánto dinero y en cuántas empresas se está dispuesto a invertir para minimizar el riesgo y maximizar el retorno; esto significa tener claro desde el principio si se diversificará o se apostará por un tipo concreto de negocios o sector. Es muy importante establecer un baremo y respetarlo. Hay inversores que siempre ponen entre dos y cinco mil euros y hacen decenas de inversiones al año. Otros prefieren invertir a partir de 15.000 o 30.000 y sólo hacen un par.
  • Valorar la empresa. Hay que tener en cuenta la valoración máxima de la empresa en la que se va a invertir. Si conocemos bien el sector, resultará más fácil averiguar si la empresa propone una valoración razonable o no, y en ese caso, podemos decidir qué aportación podemos hacer, dentro de nuestro margen. Si no, lo mejor es dejar que un tercero en quien confiemos lleve a cabo el análisis y la due diligence, y coinvertir con él. De hecho, un business angel habitualmente no lidera las rondas, sino que coinvierte con terceros, como seguidor de un lead investor o como parte de un sindicato de inversión en el que los demás inversores actúan de forma conjunta. Además, al tener una capacidad económica más limitada que un fondo o un inversor profesional, no suele acudir a rondas posteriores, sino que invierten al principio y después se diluyen o venden su participación cuando la empresa tiene una valoración más alta.

Ante estas particularidades que caracterizan a los business angels, desde Metricson ofrecemos estas recomendaciones antes de invertir en una startup:

  1. Definir la estrategia de entrada y de salida. Esto es, en qué tipo de empresas se invertirá, el importe máximo de cada inversión, qué se va a pedir a cambio y qué se espera conseguir. Además, es preciso llevar un seguimiento de las inversiones, lo que minimizará los riesgos. Si se tiene experiencia en el sector, se puede ayudar a las participadas a crecer más rápidamente y evitar errores básicos, pero hay que dejar muy clara la dedicación desde el principio para no crear expectativas indebidas.
  2. Reservar fondos para acudir a rondas posteriores. Si el inversor se diluye demasiado pronto en las empresas más interesantes de su cartera, perderá la ventaja asociada a haber entrado en fases iniciales y, por tanto, de mayor riesgo.
  3. Proteger los derechos del business angel frente a futuros inversores. Las acciones del inversor deberían tener asociados los mismos derechos que los inversores que entren más adelante. No hay que aceptar cláusulas que limiten o perjudiquen sus derechos en su beneficio, como la liquidación preferente.
  4. Ser consciente de los riesgos. Una startup en sus fases iniciales es una inversión extremadamente arriesgada, por lo que sólo se debería invertir dinero que se esté dispuesto a perder y diversificar todo lo posible. Los principales retos de un business angel están relacionados con la permanencia del equipo fundador. Muchos equipos cambian de forma drástica durante los primeros años de la vida de una empresa, lo que provoca problemas de continuidad, situaciones de desgobierno y socios que dejan la empresa, llevándose paquetes significativos de acciones. Por tanto, los business angels deben ayudar a los equipos a crear un pacto de socios que blinde su continuidad y evite conflictos que puedan acabar con la empresa.
  5. Elegir a los compañeros de viaje. Si no se tiene experiencia invirtiendo, es recomendable unirse a una red de business angels, una plataforma de crowdfunding o un pledge fund. Ellos se encargan de gestionar el deal flow, seleccionar proyectos interesantes, negociar las condiciones de la inversión y representar a los business angels frente al resto de socios e inversores.

Luis Gosálbez, socio director de Metricson.

Luis Gosálbez (en Twitter, @luisgosalbez) es socio director de Metricson (@metricson), despacho de asesoramiento legal integral especializado en negocios tecnológicos e innovadores que tiene oficinas en Barcelona, Madrid y Valencia. Con abogados y consultores especializados en las principales áreas del derecho, la firma cuenta con una red internacional de colaboradores, lo que le permite prestar sus servicios a más de 600 clientes en 12 países. Cabe destacar que el primer despacho español en adoptar las prácticas de New Law, nacidas en Estados Unidos, en el año 2009.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…