La actividad física, firme aliada del aprendizaje en jóvenes con TDAH

06/11/2018

diarioabierto.es.

El aprendizaje es un proceso imprescindible por el que los más pequeños adquieren todo tipo de conocimientos y habilidades, pero no todos tienen la misma capacidad para ello, hay niños que tienen más facilidad para aprender y los hay otros que no tanto, esto puede ser por motivos del entorno y también puede ser por algún tipo de deficiencia, como lo es el TDAH, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad, uno de los principales factores de dificultad en el aprendizaje de los más pequeños.

Para los niños que sufren de TDAH se tiene un programa especial con actividades específicas que tratan de mejorar el proceso de aprendizaje de los mismos mediante una serie de técnicas que puedan estimular su atención a la vez que se educan, la formación como un Máster Aprendizaje y la investigación en este sentido han avanzado con paso firme en los últimos años descubriendo nuevas formas de incidir psicológicamente en estos pequeños para que sean capaces de prestar más atención, según un reciente estudio, en la actividad física puede haber una solución.

En una investigación realizada por un grupo de científicos de la Universidad de Jaén, que pertenecen al departamento de Investigación de la Actividad Física Aplicada a la Educación y Salud, se ha revelado que la actividad física, en un tiempo aproximado de 20 minutos a media hora, es suficiente como para mejorar el comportamiento cognitivo y la atención de niños y adolescentes con TDAH.

Si la actividad física ya estaba comprobada como un beneficio para la salud, ahora lo es incluso para personas con déficit de atención, según este estudio, realizado con jóvenes de entre 6 a 18 años, con unos 20 minutos de caminata, de carrera, o de pedaleo en bicicleta, se consigue mejorar de manera instantánea la atención y la concentración, gracias, según afirma este grupo de científicos, a que se activa el factor neurotrófico derivado del cerebro, se segrega dopamina y se mejora la función cognitiva.

Pero no solo esto, el seguimiento de dicha actividad durante un periodo no menor a un mes con varias sesiones a la semana, entre tres y cinco, ayuda a incrementar la actividad cerebral favoreciendo el proceso de aprendizaje en individuos con TDAH, contribuyendo de esta forma a mejorar sus resultados académicos.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.