Microsoft quiere acelerar el despliegue de la inteligencia artificial en España

07/11/2018

diarioabierto.es. El Gobierno elabora sendos códigos éticos, sobre uso de datos y buenas prácticas.

Imagen: Gerd Altmann (Geralt en pixabay.com).

Ya en marzo, Enrique Dans, profesor de Innovación en IE Business School, lo advertía en su blog: “Entender lo que la inteligencia artificial puede y no puede hacer por nuestras compañías es la tarea fundamental de todos los directivos en este momento. Viviremos, por supuesto, una etapa de paradoja de la productividad en ese ámbito durante la que resultará difícil o confuso justificar su rentabilidad, pero que eso no nos engañe: la inteligencia artificial es el único camino a seguir. A efectos de empresa, eso implicará la diferencia entre ser o no ser competitivo en todas las industrias. Pero a nivel de país, y eso es lo que claramente ha entendido Emmanuel Macron puede llegar a significar mucho más”. La referencia a Macron estaba justificada porque, en ese mismo artículo, Dans apuntaba que la inversión del gobierno francés para la creación de laboratorios científicos y centros de investigación, proyectos y financiación para startups y compañías que trabajan en este ámbito asciende a mil quinientos millones de euros.

En Alcalá de  Henares, Madrid, el 31 de mayo pasado se celebró el primer Conversatorio sobre Inteligencia Artificial y su impacto en la sociedad, organizado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Durante aquel encuentro, diversos especialistas en la materia —entre ellos, Kate Crawford, investigadora principal de Microsoft Research New York— analizaron las implicaciones sociales, jurídicas y éticas que implica la utilización de la IA en el sector privado, la Administración Pública y la sociedad en general. La misión de este grupo de expertos es guiar, durante seis meses, los trabajos para la elaboración de un Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial que incluya un análisis sobre las implicaciones y repercusiones sociales, éticas, jurídicas, laborales y culturales.

Este libro blanco, que proporcionará unos principios rectores sobre el uso adecuado y ético de esta tecnología, a fin de lograr que la ciudadanía confíe en sus bondades, deberá contener recomendaciones sobre las limitaciones de su uso y proponer iniciativas en el ámbito educativo y económico para mejorar la preparación de la sociedad española ante este reto. A partir de las conclusiones del libro blanco, el Gobierno prevé dos iniciativas para favorecer la confianza sobre la utilización de los datos: un Código Ético sobre el uso de los datos en las Administraciones Públicas y un Código de buenas prácticas para las empresas en el uso de la IA y los datos. Durante aquel primer conversatorio, el secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, José María Lassalle, hizo esta reflexión: “Solo una apuesta decidida por el desarrollo de esta tecnología puede garantizar el futuro. Por eso, vamos a elaborar un Plan Nacional de Inteligencia Artificial que contribuya a desarrollar una estrategia europea”.

De izquierda a derecha: Antonio Budia, director de Operaciones y Marketing de Microsoft España; David Carmona, director general de Desarrollo de Negocio en Inteligencia Artificial de Microsoft Corporation; Pilar López, presidenta de Microsoft España y Juana Fernández, directora en el Centro de Inteligencia Artificial & Análisis de Datos – EY Wavespace, durante la presentación del estudio ‘Inteligencia artificial en España’.

De acuerdo con este interés por desarrollar la IA en organizaciones públicas y privadas, y por ser una de las empresas especializadas en IA más potentes, Microsoft ha presentado el 7 de noviembre el estudio Inteligencia Artificial en Europa, elaborado por la firma EY. En este documento se analiza el nivel de adopción de estas tecnologías en 15 países de Europa. Basado en entrevistas a directivos de 277 empresas, el estudio arroja los siguientes datos:
♦ La mayoría de las empresas españolas cuenta con proyectos piloto de IA, pero solo un 20% ha ido más allá de fases iniciales de pruebas de concepto, frente a una media del 32% en el resto de los países europeos participantes.
♦ El 95% de las empresas encuestadas cree que la IA permitirá optimizar sus operaciones y un 85% considera que mejorará la relación con sus clientes.
♦ El 75% de las empresas espera que la IA tenga un alto impacto en su sector de actividad.
♦ El 95% cree que la IA permitirá optimizar sus operaciones y un 85% considera que mejorará la relación con sus clientes
♦ La mitad de las empresas anticipa que la IA tendrá un impacto alto, o muy alto, en futuras áreas de negocio aún por desarrollar.

La hoja de ruta de Microsoft
La multinacional norteamericana ha definido una hoja de ruta con cinco pasos clave para acelerar el despliegue de la IA en las organizaciones, con el objetivo de pasar de la fase de proyectos piloto a la de implementación de soluciones:

  1. Realizar una aproximación consistente a la IA, priorizando el ámbito de aplicación de estas soluciones, definiendo su alcance y las necesidades de negocio específicas en cada una de las cuatro áreas clave para las organizaciones: experiencia de cliente, optimización de operaciones, gestión del talento y transformación de productos y servicios.
  2. Garantizar el liderazgo al máximo nivel, comunicando de forma clara a la organización los objetivos con relación a la IA y apostando por la adopción de las soluciones de IA en todos los niveles, desde el comité de dirección hasta los empleados.
  3. Contar con las capacidades necesarias, enfocándose en la construcción de las habilidades y los conocimientos requeridos para progresar a lo largo de la curva de aprendizaje de la IA, contando también con las aportaciones de partners estratégicos tecnológicos en la construcción de soluciones de IA.
  4. Definir una estrategia de datos que permita contar con datos válidos para alimentar las aplicaciones de IA, así como establecer una estrategia tecnológica que soporte los desarrollos de IA.
  5. Generar confianza en la IA. Para Microsoft, es imprescindible optar por una aproximación de “primero las personas, luego la tecnología”, contemplando el desarrollo de la IA desde un diseño ético que garantice la privacidad y la seguridad, adaptando las experiencias a la manera en que se utiliza la tecnología, respetando la diversidad y promoviendo la confianza en las soluciones de IA.

Retos de negocio de la IA
Según se recoge en el estudio de Microsoft y EY, las tres mayores preocupaciones en España referidas a la implantación de la IA son:

  • Al 35% de los entrevistados le preocupa los requerimientos regulatorios, consideran necesaria esa regulación, unas normas claras relativas a la IA.
  • El 25% teme la sobrecarga de información y los retos técnicos derivados del trabajar con grandes volúmenes de datos y de poder interpretar los resultados de su análisis en un contexto de negocio.
  • Al 20% de los directivos que han participado en este estudio le preocupa el impacto de la IA en los empleados. Consideran que la adopción de la IA implica también una gestión del cambio, incluyendo la transformación de la mentalidad y la cultura.

Según sostuvo durante la presentación del estudio Pilar López, presidenta de Microsoft España: “Los avances en la IA están creando nuevas oportunidades para que las empresas españolas aceleren la innovación, mejoren su competitividad y lideren su sector de actividad. El estudio muestra que las organizaciones en España deben cerrar la brecha existente con sus homólogas europeas, acelerando el despliegue de la IA para profundizar en su transformación digital y mejorar su posición competitiva”. Por su parte, Juana Fernández, directora en el Centro de Inteligencia Artificial & Análisis de Datos – EY Wavespace, añadió: “Los resultados del estudio demuestran claramente que las organizaciones españolas están haciendo pruebas con la IA, pero son menos maduras que otros mercados europeos cuando se trata de pilotar de forma activa estas iniciativas. Por otra parte, es prometedor comprobar que la IA parece estar en una mejor posición en la agenda de los directivos en España, demostrando que hay un gran interés entre los principales responsables de la toma de decisiones por impulsar esta tecnología en nuestro país”.


Más información

⇒Descargar el estudio completo de Microsoft y EY
⇒Seguir en Twitter a @edans, @MicrosoftES, @EY_Spain@pillopez y @juanafer
⇒ Microsoft España en Facebook y en Instagram
⇒ Sequir las etiquetas #InteligenciaArtificial #IA #EstudioIA
.- Leer en el blog de Microsoft Inteligencia Artificial en el sector bancario: un negocio no tan arriesgado.
⇒ Leer en diarioabierto.es el artículo de Francisco Canós (@canosfm) Los límites de la inteligencia artificial

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…